12 de Junio: Día Mundial contra el Trabajo Infantil

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó el ‘Día mundial contra el trabajo infantil’ en 2002 para sensibilizar acerca de la magnitud de este problema y aunar esfuerzos para erradicar esta realidad.

Según la OIT los trabajadores jóvenes y los niños son especialmente vulnerables a los peligros en el lugar de trabajo, ya que son mucho menos capaces que los adultos de evaluar los riesgos y, como aún están creciendo, son más vulnerables a los accidentes.

Existen en el mundo unos 168 millones de niños y niñas que son víctimas del trabajo infantil y cerca de un 70% de ellos trabajan en condiciones peligrosas, que incluyen la minería, labores agrícolas con productos sometidos a químicos y pesticidas o el manejo de maquinaria peligrosa.

También millones de niñas trabajan como sirvientas domésticas y asistentas sin salario en el hogar y son especialmente vulnerables a la explotación y el maltrato. Millones de otros niños y niñas trabajan bajo circunstancias terribles. Pueden ser víctimas de la trata (1,2 millones), víctimas de la servidumbre por deuda u otras formas de esclavitud (5,7 millones), víctimas de la prostitución y/o la pornografía (1,8 millones) o reclutados como niños soldados en los conflictos armados (300,000).

Los cálculos regionales indican que:

  • La región de Asia y el Pacífico alberga el mayor número de niños y niñas trabajadores en el grupo de edad de 5 a 14 años, 127,3 millones en total (19% de los niños y niñas que trabajan en la región);
  • En África subsahariana hay alrededor de 48 millones de niños que trabajan. Casi uno de cada tres menores de 15 años (29%) es activo económicamente;
  • En América Latina y el Caribe hay aproximadamente 17,4 millones de niños y niñas trabajadores (un 16% de los niños y niñas de la región trabajan);
  • Un 15% de los niños y niñas de Oriente Medio y África del Norte trabajan;
  • Aproximadamente entre 2,5 millones y 2,4 millones de niños y niñas trabajan en las economías desarrolladas y en transición, respectivamente.

Definiciones de los trabajos infantiles

Tareas infantiles: la participación de los niños, las niñas y los adolescentes en un trabajo (una actividad económica) que no afecte de manera negativa su salud y su desarrollo ni interfiera con su educación, es considerada a menudo positiva. La Convención No.138 de la OIT permite cualquier tipo de trabajo ligero (que no interfiera con la educación) a partir de los 12 años.

Trabajo infantil: El trabajo infantil es un concepto más limitado que se refiere a los niños que trabajan en contravención de las normas de la OIT que aparecen en las Convenciones 138 y 182. Esto incluye a todos los niños menores de 12 años que trabajan en cualquier actividad económica, así como a los que tienen de 12 a 14 años y trabajan en un trabajo más que ligero y a los niños y las niñas sometidos a las peores formas de trabajo infantil.

Las peores formas de trabajo infantil: Entre ellas se encuentran la esclavitud, el reclutamiento forzado, la prostitución, la trata, la obligación de realizar actividades ilegales o la exposición a cualquier tipo de peligros.

Cifras y estadísticas para tener en cuenta:

  • En todo el mundo, 218 millones de niños de entre 5 y 17 años están ocupados en la producción económica. Ciento sesenta y ocho millones son víctimas del trabajo infantil y, de ellos, 73 millones, están en situación de trabajo infantil peligroso.
  • Casi la mitad de los 168 millones de niños víctimas del trabajo infantil tienen entre 5 y 11 años; el 28% tienen entre 12 y 14 años y el 24%, entre 15 y 17 años.
  • La prevalencia del trabajo infantil peligroso es mayor en los niños de entre 15 y 17 años. Con todo, una cuarta parte de los niños ocupados en el trabajo infantil peligroso son menores de 12 años.
  • De los 168 millones de niños en situación de trabajo infantil, 99 millones son varones y 69 millones son niñas.
  • Los niños varones representan el 58% del total de ambos sexos en situación de trabajo infantil y el 62% del total de ambos sexos que realizan trabajo peligroso. Se observa que los niños corren más riesgos que las niñas de verse involucrados en el trabajo infantil, pero esta apreciación puede deberse a que el trabajo de las niñas no siempre se declara, especialmente en el caso del trabajo infantil doméstico.
  • El trabajo infantil se concentra en primer lugar en la agricultura (71%), que incluye la pesca, la silvicultura, la ganadería y la acuicultura y comprende tanto la agricultura de subsistencia como la comercial; el 17% de los niños en situación de trabajo infantil trabaja en el sector de servicios y el 12% en el sector industrial, en particular la minería.

Uno de los principales objetivos que se fijaron para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) cuando se fundó en 1919 fue la abolición del trabajo infantil. Desde una perspectiva histórica, el principal instrumento de la OIT para alcanzar el objetivo de la abolición efectiva del trabajo infantil ha sido la adopción y la supervisión de los estándares laborales en los que se aborda el concepto de edad mínima de admisión al empleo o al trabajo. Además, desde 1919, el principio de que las normas relativas a la edad mínima deberían ir asociadas a la escolarización ha formado parte de la tradición normativa de la OIT en esa esfera. En él Convenio núm. 138 se establece que la edad mínima de admisión al empleo no deberá ser inferior a la edad en que cesa la obligación escolar.

 

Leave a Comment