121 inmigrantes indocumentados detenidos en el primer fin de semana del 2016

El operativo realizado por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) estuvo enfocado en familias y niños que fueron detenidos después del 1 de mayo del 2014 tras cruzar la frontera de manera ilegal, que tienen órdenes finales de deportación y han agotado las posibilidades de regularizar su situación migratoria.

Un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) justificó las detenciones realizadas al insistir en que las fronteras no están abiertas a la inmigración ilegal. Las detenciones “no deberían ser una sorpresa. Durante meses he dicho públicamente que individuos que constituyen una prioridad policial,  incluyendo familias y niños no acompañados, serán deportados… Bajo mi dirección, más operaciones policiales como éstas continuarán cuando sean apropiadas”, destacó el Secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson.

Johnson aseguró que ICE tomó una serie de precauciones, incluyendo el despliegue de mujeres agentes y personal médico para participar en las operaciones, además de que la agencia recurrió a la “discreción procesal” en varios casos por razones de salud u otras razones. Operativos como éste seguirán ocurriendo en el futuro cada vez que lo “consideremos apropiado”, agregó el Secretario.

DHS también recordó que en la lista de prioridades para la deportación, emitidas en noviembre de 2014, figuran personas con antecedentes criminales y que son una amenaza para la seguridad pública y aquellas que fueron detenidas o que cruzaron la frontera a partir del 1 de enero de 2014.

Organizaciones cívicas, religiosas y pro-inmigrantes enviaron una carta al Presidente Barack Obama  pidiendo frenar el plan, entre otras cosas porque la mayoría de los inmigrantes no recibieron información adecuada sobre sus derechos y responsabilidades dentro del sistema migratorio.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales, dijo que “hasta el domingo por la noche teníamos información de 26 guatemaltecos detenidos con orden final de deportación” dijo Morales. El Canciller señaló además que las redadas que realizan las autoridades estadounidenses en contra de los migrantes no van a detener este fenómeno. El Gobierno de Guatemala informó además que, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y su Red Consular en Estados Unidos, da un seguimiento cercano a esta difícil situación por la que atraviesan varias familias guatemaltecas, ha hecho un llamado para no realizar esta búsqueda y deportación de connacionales y ha solicitado el inicio de la implementación del Plan de la Alianza para la Prosperidad cuanto antes, para coadyuvar de esa manera a disminuir los flujos migratorios.

El gobierno de El Salvador sigue de cerca la situación de sus compatriotas en Estados Unidos en situación migratoria irregular aseguró a su vez el Secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas. El funcionario afirmó que la Cancillería ha emitido comunicados con información importante para los compatriotas en Estados Unidos,  mientras que la Viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, se traslado a Estados Unidos para hacer contactos, visitar los consulados y orientar a la comunidad salvadoreña.

Finalmente el gobierno de Honduras, a través del presidente Juan Orlando Hernández, solicitó al Gobierno de Estados Unidos, respeto y consideración hacia los migrantes hondureños que radican en el país, donde están amenazados de ser objeto de redadas y deportación.

“Es triste la situación que está pasando nuestra gente allá y nuestro llamado es al Gobierno estadunidense,  es para decirles que nuestros compatriotas también son seres humanos y tienen derecho a migrar”, concluyó el mandatario.

Leave a Comment