30 de julio: Día Internacional de la Amistad Quien encuentra un amigo encuentra un tesoro

La amistad tiene su día internacional y se celebra el 30 de julio. La amistad era una divinidad alegórica entre los griegos y romanos.

Nuestro mundo hace frente a muchos desafíos, crisis y fuerzas divisorias (pobreza, violencia, violaciones de los derechos humanos) que amenazan la paz, la seguridad, el desarrollo y la concordia social entre los pueblos del mundo y dentro de sí mismos.

Para abordar estos problemas la Organización de las Naciones Unidas consideraron que es necesario atajar las causas que los provocan, fomentando y defendiendo la solidaridad, que puede manifestarse de muchas maneras como, por ejemplo, la amistad.

A través de la amistad, cultivando los lazos de la camaradería y fortaleciendo la confianza, podemos contribuir a los cambios fundamentales y necesarios para alcanzar una estabilidad duradera, tejer una red de apoyo social que nos proteja a todos y generar pasión por lograr un mundo mejor, todos unidos por el bien común.

La Asamblea General de la ONU designó, en 2011, el Día Internacional de la Amistad con la idea de que la amistad entre los pueblos, los países, las culturas y las personas, puedan inspirar iniciativas de paz y representar una oportunidad de tender puentes entre las comunidades.

La resolución (A/RES/65/275) pone especial énfasis en la importancia de implicar a los jóvenes y a los futuros líderes, en actividades comunitarias encaminadas a fomentar la inclusión de las distintas culturas y el respeto entre ellas, promoviendo a la vez la comprensión internacional y el respeto de la diversidad.

El Día Internacional de la Amistad es una iniciativa que parte de la propuesta hecha por la UNESCO y tratada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1997 (A/RES/52/13) que definió la Cultura de Paz como un conjunto de valores, actitudes y conductas que rechazan la violencia y procuran prevenir los conflictos, abordando las causas profundas con el objetivo de resolverlos.

En la resolución de 1988 que proclamó el Decenio internacional de una cultura de paz y no violencia para los niños del mundo (2001 – 2010) (A/RES/53/25), la Asamblea General reconoció el enorme daño y padecimiento de los niños mediante diversas formas de violencia. Destacó que la promoción de una cultura de paz y no violencia debe ser inculcada a los niños mediante la educación. Si los niños aprenden a vivir en paz y armonía, esto contribuirá al fortalecimiento de la paz y la cooperación internacional.

La Declaración y Programa de Acción sobre una Cultura de Paz (A/RES/53/243) aprobada en 1999 estableció 8 líneas de acción que las naciones, organismos y personas pueden emprender para que prevalezca una cultura de paz:

  • promover una cultura de paz mediante la educación;
  • promover el desarrollo económico y social sostenible;
  • promover el respeto de todos los derechos humanos;
  • garantizar la igualdad entre las mujeres y hombres;
  • promover la participación democrática;
  • promover la comprensión, la tolerancia y la solidaridad;
  • apoyar la comunicación participativa y la libre circulación de información y conocimientos;
  • promover la paz y la seguridad internacionales;

El Día Internacional de la Amistad también se fundamenta en el reconocimiento de la amistad como un sentimiento noble y valioso en la vida de los seres humanos de todo el mundo.

Quien encuentra un amigo encuentra un Tesoro…

Jamás abandones a tus verdaderos amigos, recuerda que hacer un amigo es una gracia, tener un amigo es un Don, conservar un amigo es una virtud y ser un amigo es un honor.

La mayor riqueza que un ser humano puede poseer, lo más valioso por encima de todas las cosas, es la amistad. Esta por lo general no surge de la noche a la mañana, pues tener un amigo es el resultado de una paciente y respetuosa actitud ante la vida, donde previamente se desarrollan una serie de virtudes personales que hacen de una persona digna y generosa, capaz de darse a los demás de manera incondicional y sobre todo, con lealtad a toda prueba.

Ser leal presupone ser persona de palabra, que responda con fidelidad a los compromisos que la amistad lleva consigo. Leales son los amigos que son nobles y no critican, que no traicionan una confidencia personal, que son veraces. Son verdaderos amigos quienes defienden los intereses y el buen nombre de sus amigos. Ser leal también es hablar claro, ser franco y sobre todo, capaces de corregir a un amigo que se equivoca de una manera respetuosa y sabedor de que es de humanos equivocarse pero de sabios saber corregir los errores.

La amistad es un valor universal. Necesitamos en quien confiar, a quién llamar cuando las cosas se ponen difíciles y también con quien compartir un buen momento…

Conocer bien al amigo es saber su historia, sus quehaceres, sus planes y el sentido que da a su vida. Conocer sus convicciones, sus gustos y aficiones, sus defectos y virtudes. Es entender su forma de ser, para así poder contenerlo. Comprender al amigo es meterse en su piel y hacerse cargo.

Otro de los puntos importantes para que una amistad sea verdadera es ayudarse sin esperar nada a cambio. Al amigo se le quiere por lo que es y no por lo que posee. La amistad se orienta hacia el tú y consiste más en servir que en sentir. No es amigo ni el compañero ni el camarada, tampoco es amigo el que busca aprovecharse del otro. La amistad no es comercio de beneficios, la verdadera amistad es, en gran medida, servicio afectuoso y desinteresado.

Ser amigo de verdad no es fácil, pero vale la pena el esfuerzo. Es un gozo tener amigos de verdad: estar con ellos, charlar, ayudarle o ser ayudado, disfrutar y alegrase con ellos ¡poder contar con ellos! Aunque cueste, vale la pena el esfuerzo que requiere ser un amigo.

Como conclusión podemos decir  que la amistad es tan importante para el desarrollo humano, su estabilidad y el mejoramiento de la sociedad, que es un verdadero valor, que debemos cuidar y fomentar. ¡Feliz día de la amistad para todos!

 

 

 

 

Leave a Comment