9ª Posada Navideña ‘Rescatando nuestras tradiciones’ Alegría, emoción y gran espíritu navideño

Una multitud desbordante de felicidad y alegría colmó el gimnasio municipal de Melrose Park para vivir y disfrutar, por noveno año consecutivo, la tradicional Posada Navideña ‘Rescatando nuestras tradiciones’…

El gran trabajo en colaboración realizado por Fedejal, la Alcaldía de Melrose Park, el Instituto Norteamericano para el Progreso del Mexicano (NAIMA), La Fundación Necahual, la Melrose Proviso Soccer League, la Iglesia de Monte Carmelo y la Escuela Melrose Park han permitido rescatar, divulgar y celebrar, una vez más, una de nuestras mayores tradiciones navideñas como lo son las posadas y, por noveno año consecutivo, el gimnasio del Municipio de Melrose Park se vio desbordado de familias que disfrutaron al máximo una fiesta con gran espíritu navideño y para el mejor de los recuerdos.

Las familias pudieron celebrar una de las tradiciones más arraigadas de México y mantener vivas nuestras raíces. Fue una jornada para el mejor de los recuerdos, con niños vestidos de pastorcitos, la comunidad alegre por el grato momento, el pedido de Posada, piñatas, bolos y el tradicional atole y tamales. Como siempre los niños fueron los grandes protagonistas de la jornada ya que pudieron disfrutar de la celebración, aprender sobre una tradición centenaria y divertirse con las múltiples actividades que se desarrollaron especialmente para ellos.

La pastorela y una representación de la piñata de 7 picos fue realizada por los niños que asistieron al curso de invierno ‘Conéctate con tus Raíces’ llevado a cabo en el Centro de Integración y Desarrollo de Melrose Park (CID), gracias al acuerdo entre el Instituto Norteamericano para el Progreso del Mexicano (NAIMA) y la  Fundación Universidad de Guadalajara USA. Durante el evento, además, los niños recibieron sus certificados del curso y regalos.

El Padre Miguel Álvarez, de la Parroquia Nuestra Señora de Monte Carmelo, bendijo a todos los presentes y explicó la tradición de las posadas, mientras que la Presidenta de FEDEJAL, Judith de la Mora- Macías agradeció todo el apoyo recibido para mantener por noveno año consecutivo una tradición centenaria.

Conservar las tradiciones es, sin duda, una parte vital para la identidad familiar porque permite refrescar nuestras raíces y mantener el conocimiento de dónde venimos. En México la celebración de las posadas comenzó en 1587 cuando fray Diego de Soria obtuvo del Papa Sixto V una bula (permiso) en la que autorizaba la celebración en Nueva España de unas misas llamadas “de aguinaldo”, del 16 al 24 de diciembre y que se llevaban a cabo en los atrios de la iglesia. Entre estas misas se intercalaban pasajes y escenas de la Navidad.

Como atractivo se le agregaban a la celebración luces de bengala, cohetes, piñatas y villancicos, cantos populares que se ejecutaban en diferentes festejos, entre ellos la Navidad.

Las misas “de aguinaldo” de los atrios de las iglesias pasaron a formar parte del ritual familiar y del barrio en el siglo XVIII y, aun cuando en las iglesias no desaparecieron del todo, en las casas adquirieron mayor popularidad.

Así nacieron las Posadas y así se han prolongado en el tiempo, por eso las imágenes que les mostramos en esta edición revelan el momento especial vivido por los presentes donde la tradición, la alegría y el recuerdo se dieron la mano para desearles a todos Feliz Navidad y Próspero Año 2017…

Leave a Comment