Home Latinoamerica Acuerdo en Colombia para el cese al fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo
Acuerdo en Colombia para el cese al fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo
0

Acuerdo en Colombia para el cese al fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo

0
0

El 23 de junio de 2016 quedará para la historia en Colombia como el día en que el Gobierno y las FARC-EP acordaron el cese al fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo y la dejación de armas. El logro representa el paso previo a la consecución de la paz y fue firmado por el presidente Juan Manuel Santos y el comandante de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, en compañía de jefes de Estado y altos funcionarios de Cuba y Noruega, países garantes, Chile y Venezuela, naciones acompañantes del proceso y de invitados especiales, como el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon.

El gobierno de Colombia y las FARC suscribieron y divulgaron el jueves el contenido del acuerdo de “cese de hostilidades bilateral y definitivo y de dejación de las armas”, considerado el preludio de la paz que pondrá fin a un conflicto de más de medio siglo. El instrumento incluye además “garantías sobre seguridad y lucha contra las organizaciones” paramilitares o derivadas de éstas y toda otra que amenace la implementación del acuerdo definitivo de paz, así como condiciones para la “refrendación” de este último.

 

 

Cancilleres y Jefes de Delegación de la 46ª Asamblea General de la OEA lanzaron un comunicado sobre la situación en Venezuela

Los Cancilleres y Jefes de Delegación de la 46ª Asamblea General de la OEA hicieron público un comunicado sobre la situación de Venezuela.

El informe dice que, “los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) reafirmado nuestro compromiso con la Carta de la Organización de los Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana, que proclama que ‘los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla’ y nuestro compromiso con el respeto del principio de no injerencia, los principios y valores universales de la democracia, los derechos humanos, la libertad de expresión y asociación: Reafirmamos la Declaración del Consejo Permanente de la OEA (CP / DEC 63 2076/16) del 1º  de junio de 2016, mediante la cual expresamos nuestro fraternal ofrecimiento a la República Bolivariana de Venezuela a fin de identificar, de común acuerdo, algún curso de acción que coadyuve a la búsqueda de soluciones a su situación mediante un diálogo abierto e incluyente entre el Gobierno, otras autoridades constitucionales y todos los actores políticos y sociales de esa nación para preservar la paz y la seguridad en Venezuela, con pleno respeto a su soberanía. Apoyamos un diálogo político oportuno, nacional, incluyente y eficaz para hacer frente a las necesidades inmediatas de la población venezolana, de conformidad con su Constitución y la garantía del pleno respeto de los derechos humanos y la consolidación de la democracia representativa”.

 

 

Los desastres en el sector agrícola de América Latina afectaron a 67 millones de personas en una década

Entre 2003 y 2014, el impacto de los desastres naturales en el sector agrícola de América Latina provocó pérdidas de más de 34.000 millones de dólares, afectando a 67 millones de personas, según datos de la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Para cambiar esta tendencia, altos representantes de los países de la región debatieron cómo incrementar la resiliencia y los medios de vida del campo frente a las crisis y desastres con el objetivo de erradicar el hambre.

En el marco de la Reunión Ministerial para la Implementación del Marco de Sendai en las Américas, altos funcionarios delinearon las bases para una estrategia regional de gestión de riesgos de desastre en el sector agrícola, como parte del Plan de Seguridad Alimentaria de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Este tipo de inversiones en la agricultura, que incluirían los sistemas de alerta temprana, ayudarían a lograr sistemas productivos más eficientes porque permitirían soportar el embate de los fenómenos naturales y sociales que pueden afectar la disponibilidad de alimentos.

Según la FAO, los desastres vinculados al clima, cuyo impacto y frecuencia son exacerbados por el cambio climático, son los que más afectan a la región, totalizando un 70% de las emergencias. Un tercio de la población de América Latina vive en zonas altamente expuestas a amenazas geológicas y particularmente hidro-meteorológicas.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *