Al final… ¡lo primero es la familia!

El 15 de mayo se celebra, a nivel mundial, el Día Internacional de la Familia como un recordatorio de que sigue siendo la unidad básica de la sociedad moderna.

El lema del Día de las Familias de 2016 es ‘Las familias, una vida sana y un futuro sostenible’. El tema de la celebración del Día Internacional de este año se centra en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos, en todas las edades.

Los objetivos principales de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible se centran en poner fin a la pobreza, promover la prosperidad económica equitativa, el desarrollo social y el bienestar de las personas protegiendo, al mismo tiempo, el medio ambiente. Las familias permanecen en el centro de la vida social para garantizar el bienestar de sus miembros, como su educación y cuidado.

En particular, las políticas orientadas a la familia pueden contribuir a la consecución de los primeros cinco objetivos de desarrollo sostenible en relación con la eliminación de la pobreza y el hambre; garantizar una vida saludable y la promoción del bienestar para todas las edades; asegurar oportunidades de educación durante toda la vida y el logro de la igualdad de género.

La celebración de este año quiere dar a conocer el papel de las familias y las políticas familiares en la promoción de una vida saludable para el futuro sostenible.

La celebración anual del Día Internacional de las Familias, instituida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 47/237, del 20 septiembre de 1993, refleja la importancia que la comunidad internacional le confiere a la familia como unidad básica de la sociedad, así como su preocupación por la situación de las familias en todo el mundo.

El Día Internacional de las Familias brinda la oportunidad de fomentar la toma de conciencia sobre cuestiones que afectan a la familia como unidad básica de la sociedad, así como de promover la adopción de medidas adecuadas. El día puede llegar a ser un poderoso factor de movilización en favor de la familia en todos los países que aprovechen esa ocasión para demostrar su apoyo a las cuestiones que la atañen de la manera más idónea para cada sociedad. La celebración del Día Internacional de las Familias constituye también una valiosa ocasión para que las familias demuestren su solidaridad con vistas a mejorar su bienestar.

Cuando hablamos de familia podemos imaginar a un grupo de personas felices y entender lo importante que es su manutención, los cuidados y la educación de todos los miembros que la componen. Pero el  factor más imprescindible es descubrir la raíz que hace que la familia sea el lugar ideal para forjar valores que nos hagan crear una manera de vivir más humana, ya que esto repercutirá directamente en la sociedad y en la convivencia con los demás.

El valor de la familia no es solamente los momentos felices o la solución a los problemas del día a día. El valor nace y se desarrolla cuando cada miembro asume con responsabilidad y contentos, el papel que le toca desempeñar en esa unidad, ayudando así al bienestar, desarrollo y felicidad de todos los demás componentes de la familia.

Para que una familia sea feliz es indispensable que todas las personas que la integran participen en los mismos intereses, compartan gustos y aficiones y se interesen los unos por los otros.

Toda familia que permanece unida es feliz sin importar la situación económica, ya que los valores humanos no se compran, se viven y se dan como lo mejor que podemos ofrecer.

Importancia de la familia en la educación de valores

La Familia es la base de la sociedad civil, solamente en la familia las personas pueden ser debidamente criadas, educadas y recibir la formación de su carácter que les hará ser buenos seres humanos  y buenos ciudadanos.

Los expertos coinciden en afirmar que la familia juega un papel crucial en la educación de los valores de una sociedad y que es allí donde es importante trabajar para convertir a sus miembros en personas de provecho social. Por lo tanto, a pesar de las dudas que actualmente se cierne sobre ella, la familia sigue siendo el núcleo esencial en la conformación de la personalidad y en la socialización de los hijos en los valores comunes de la colectividad.

Los valores son elementos centrales en el sistema de creencias de las personas y se relacionan con estados ideales de vida. Responden a nuestras necesidades como personas, nos proporcionan criterios para evaluar a los otros, a los acontecimientos que nos rodean y a nosotros mismos. Los valores nos orientan en la vida, nos hacen comprender y estimar a los demás. El primer contexto de su aprendizaje se halla en la familia, que no sólo va a ser transmisora de esos principios y reglas: en ella se comparte un proyecto vital en el que se da un compromiso emocional; se ofrece un contexto de desarrollo de las personas, sean hijos, padres o abuelos, posibilitando un encuentro intergeneracional y, sin duda, es una red de apoyo para los cambios

La familia cumple a nivel social las siguientes funciones:

  • Procreación de los futuros ciudadanos
  • Crianza, educación e integración social de las próximas generaciones
  • Permite un equilibrio entre las generaciones
  • Prevención de salud personal y social
  • Permite que se cuiden las primeras y terceras generaciones.

Estas funciones sociales no las puede cumplir ninguna otra institución que no sea la Familia, de ahí la importancia de conocer a fondo como hacerlo.

La Familia fundamento de la sociedad

La familia es el fundamento de toda sociedad bien construida, indispensable para el logro del bien común y, además, aparece como la unión más natural y necesaria a la comunidad; siendo además  anterior a cualquier otra institución; es primera en el orden de la naturaleza, en relación con las demás  agrupaciones en las que el hombre y la mujer se pueden encontrar.

Puesto que los padres han dado la vida a los hijos, están obligados a la educación de su  prole y, por tanto, ellos son los primeros educadores.  Este deber de la educación familiar es tan importante que, cuando falta, difícilmente puede suplirse. Eso deber de los padres formar  un ambiente familiar animado por el amor, que favorezca la educación íntegra, personal y social de los hijos.

La familia es, por tanto, la primera escuela de virtudes humanas que todas las sociedades  necesitan; por medio de ella se introduce en la sociedad civil a las personas.  Es por ello necesario que los padres consideren la importancia que tiene la familia en la formación de los futuros ciudadanos que dirijan los destinos de un país, considerando que la educación es un proceso artesanal,  personalizado, en donde se educa uno a uno y no puede hacerse industrialmente, por lo que solo puede hacerse en el seno de la familia.

Uno de sus deberes más importantes, por lo tanto, es el de ir introduciendo a los hijos en los ámbitos más valiosos de la vida, como son los de: Ayudar a descubrir los bienes trascendentes e iniciarlos en el sentido del dolor y del sufrimiento, en el sentido del trabajo y en el sentido del amor y la solidaridad.

Es por todo esto que la familia es uno de los grupos sociales que requieren atención especial. Muchas de las cuestiones críticas a las que se enfrentan los encargados de formular políticas y adoptar decisiones en el mundo, están relacionadas con la familia. Algunas de las cuestiones más comunes tienen que ver con el fortalecimiento de la capacidad de la familia para atender sus propias necesidades, el equilibrio entre el trabajo y las responsabilidades familiares, la reducción de la violencia doméstica y el alivio de la pobreza.

La celebración del Día Internacional de la Familia es una oportunidad en todo el mundo, para que las familias demuestren su solidaridad y reflexionen sobre cómo mejorar la relación entre todos sus miembros. A toda la gran familia de Ultimas Noticias: feliz día…

 

 

El Domingo 15 de Mayo

Celebramos el Día Internacional de la Familia

 

Leave a Comment