América Latina y el Caribe se unen para proteger el derecho de sus ciudadanos a participar en las decisiones ambientales

América Latina y el Caribe aprobaron su primer acuerdo vinculante para proteger los derechos de acceso a la información, participación pública y acceso a la justicia en cuestiones ambientales.

“Con este acuerdo, la región atestigua su firme e inequívoco compromiso con un principio democrático fundacional: el derecho de las personas a participar de manera significativa en las decisiones que afectan sus vidas y su entorno”, dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de CEPAL.

Bárcena agregó que este acuerdo regional, junto con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU y el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, responden a la búsqueda de respuestas de la comunidad internacional para cambiar el actual estilo de desarrollo y “para construir sociedades pacíficas, más justas, solidarias e inclusivas, en las que se protejan los derechos humanos y se garantice la protección del planeta y sus recursos naturales”.

“El gran mérito de este acuerdo regional está en colocar a la igualdad en el centro de los derechos de acceso y, por ende, en la sostenibilidad ambiental del desarrollo”, añadió.

El objetivo del acuerdo es “garantizar la aplicación plena y efectiva en América Latina y el Caribe de los derechos de acceso a la información ambiental, participación pública en los procesos de toma de decisiones y acceso a la justicia, así como la creación y el fortalecimiento de las capacidades y la cooperación, contribuyendo a la protección del derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a vivir en un medio ambiente sano y al desarrollo sostenible”

El texto estará abierto a la firma de todos los países de América Latina y el Caribe en la sede de las Naciones Unidas y estará sujeto a la ratificación, la aceptación o la aprobación de los Estados que lo hayan firmado.

 

 

Países latinoamericanos prometen esfuerzo conjunto para conservar al jaguar

Representantes de países latinoamericanos se comprometieron a realizar esfuerzos conjuntos para desarrollar e implementar acciones que aseguren la conservación del jaguar, informó el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

Reunidos en Nueva York, los delegados de los países acordaron promover la investigación acerca de este felino (en peligro de extinción en México) para contar con información que facilite la toma de decisiones y replicar y escalar los esfuerzos de conservación exitosos.

El jaguar es el tercer felino más grande del mundo, antecedido por el tigre y el león, y seguido por el leopardo. Su conservación requiere de acciones regionales coordinadas que promuevan la protección de sus hábitats, su conectividad y el desarrollo sustentable de las comunidades humanas con las que convive.

El comisionado nacional de Áreas Naturales de México, Alejandro del Mazo, anunció la creación de una reserva trinacional para el jaguar que sumaría los esfuerzos de conservación de México, Belice y Guatemala.

En el pasado, abundantes poblaciones de jaguar habitaban desde el sudoeste de Estados Unidos hasta Argentina. Hoy solo quedan 64,000 ejemplares y 90 % de ellos están confinados a la Amazonia, especialmente en Brasil.

Leave a Comment