Home Tema Central Año 2012 del Calendario Maya alimenta visiones apocalípticas
0

Año 2012 del Calendario Maya alimenta visiones apocalípticas

0
0
Año 2012 del Calendario Maya
Año 2012 del Calendario Maya

El 21 de diciembre de 2012 supondrá la terminación de un ciclo según el antiguo calendario maya, una fecha profética para los agoreros y para Hollywood que predice el apocalipsis de la civilización.

El ser humano a través de su historia siempre ha puesto una fecha límite a la vida en el planeta, pero esas previsiones nunca se han

concretado, así fue en 1900, 1975, 2000 y sin embargo aun seguimos aquí… Ahora la nueva fecha es 2,012 y, sin que el calendario maya marque el fin de la humanidad, al conjuntarse una serie de hechos astronómicos extraordinarios nuevamente el hombre hace predicciones funestas. En este artículo veremos qué es lo que se dice y que es lo que puede pasar el 21 de diciembre de 2012…

Internet se ha convertido en un hervidero de teorías sobre el fin del mundo que giran alrededor de ese día, con webs como ‘2012endofdays.org’, ‘Survive 2012’ o ‘December212012.com’, que pintan un escenario dantesco para la víspera de la Navidad de dentro de tres años. Grandes terremotos, una alteración radical del clima, guerras masivas o el impacto de un asteroide como el que causó la extinción de los dinosaurios son los desencadenantes más populares que supuestamente acabarán con la sociedad tal y como la conocemos.

Historias que motivaron a Columbia Pictures a realizar ‘2012’, nueva película de catástrofes del director Roland Emmerich que se estrenó con gran éxito de taquilla el 13 de noviembre en EEUU y a buen seguro llevará las premoniciones tremendistas a las conversaciones cotidianas.

En su afán por arrojar luz sobre el tema y crear expectativa, el estudio reunió a tres expertos en los ‘misterios’ que envuelven los últimos días de 2012 en los alrededores del parque de Yellowstone, uno de los parajes que salen mal parados en la cinta.

“Hollywood hace lo que hace Hollywood, una increíble obra maestra visual, pero mis investigaciones apuntan a que los mayas tenían una idea muy diferente de lo que significa el final del un ciclo”, explicó John Major Jenkins, autor de nueve libros sobre el significado del calendario de esa cultura precolombina.

“En 2012 concluye la llamada larga cuenta de los mayas que completa un período de 5,125 años. Eso es algo real que pertenece a su tradición, es un hecho y ellos creían en que los finales de ciclos tenían que ver con transformación y renovación, no predijeron el fin del mundo”, afirmó Jenkins.

“Uno de los malentendidos que hay es que el 2012 supone el final del calendario maya. No es así, se cambia de ciclo pero el calendario continúa”, agregó.

Un fenómeno que ocurre cada 26.000 años

Para Jenkins lo más significativo de la fecha es la capacidad de los astrónomos mayas para anticipar una extraña alineación galáctica, que según sus datos ya se está produciendo y el simbolismo del 21 de diciembre, el solsticio de invierno.

“Sus inscripciones coinciden la alineación del sol con la llamada ‘grieta oscura’ de la Vía láctea, un fenómeno que ocurre cada 26.000 años. Esto está documentado científicamente”, manifestó Jenkins.

Año 2012 del Calendario Maya
Año 2012 del Calendario Maya

Este autor explicó que esa región de la galaxia era concebida por los mayas como “un portal o lugar de nacimiento, la ruta hacia el inframundo”, aunque la alineación es un proceso de años que según sus cálculos se produce dentro de un marco de tiempo que va desde 1980 hasta 2016.

“Cómo se relacione ese acontecimiento con sucesos en la sociedad, lo desconozco, aunque los rituales mayas siempre tenían una enseñanza espiritual”, declaró Jenkins. De esa misma opinión era Daniel Pinchbeck, experto en chamanismo y autor de “2012: The Return of Quetzalcóatl” (2007) y productor del cortometraje “2012: Time for Change”.

“2012 no sabemos cómo será pero en lugar de mirar hacia el fin del mundo podemos verlo como una oportunidad para evolucionar y ser más creativos, inteligentes como especie y usar nuestras tecnologías en esa dirección. Es tiempo de transformación y purificación”, comentó.

Más fatalista fue Lawrence E. Joseph quien aseguró que entre finales de 2012 y principios de 2013 se prevé que ocurra una gran explosión solar que afectará a la Tierra y dejará sin electricidad a parte de la Humanidad durante años, no obstante, concluyó el autor, “sobreviviremos”…

Joseph dice que unas tormentas explosivas en la superficie del Sol que ocurren cada 11 años podrían cortar el suministro eléctrico de Estados Unidos durante varios años y desatar escasez de alimentos y de agua, así como un verdadero derrumbe de la civilización, pero agrega que las tormentas de 2012 podrían ser insignificantes.

El autor advierte que no se debe “usar 2012 como excusa para manejarse irresponsablemente. No hay que desbocarse con las tarjetas de crédito”, recomienda dando a entender que no va a suceder nada.

Un programa del History Channel llamado “Descifrando el pasado: Apocalipsis de 2012, el fin de nuestros días” plantea que una alineación galáctica o disturbios magnéticos podrían desatar un “cambio en los polos” de la Tierra.

“El manto terrestre se modificaría en cuestión de días, si no horas, cambiando la posición de los polos norte y sur y causando un desastre mundial”, dice el narrador. “Habría terremotos en todos los continentes, tsunamis enormes que inundarían las ciudades costeras. Sería la peor de las catástrofes planetarias”.

La idea aparentemente se origina en los pensamientos de un francés del siglo XIX: Charles Etienne Brasseur de Bourbourg, un sacerdote que se dedicó a la arqueología y quien habría hallado estas profecías en textos mayas y aztecas antiguos. Su tesis nunca fue tomada muy en serio. Los científicos dicen que, a lo sumo, los polos pueden cambiar ligeramente de posición a lo largo de millones de años y que no hay indicio alguno de que ese proceso vaya a comenzar en 2012.

La NASA inicia una cruzada contra los profetas del apocalipsis en 2012

El mundo no terminará el 21 de diciembre de 2012, aseguró días pasados  la NASA, en una curiosa campaña para intentar disipar los extendidos rumores alimentados por profetas del apocalipsis en internet y el estreno de  “2012”. Con una producción de 200 millones de dólares, el filme relata el fin de la humanidad en el solsticio de invierno boreal de 2012, el 21 de diciembre, tras una serie de catástrofes naturales. La fecha coincidiría con una alineación galáctica, algo de mal augurio, según la creencia popular.

El sombrío escenario se basa en afirmaciones de que el fin del mundo llegará cuando un oscuro ‘Planeta X’, presuntamente descubierto por los sumerios, choque con la Tierra.

La agencia espacial calificó estas historias de de un “engaño en internet. No hay evidencia factual para estas afirmaciones”, indicó la NASA en su sitio web.

Si esa posibilidad de colisión fuera real, los astrónomos habrían detectado ese objeto “al menos durante la última década y ahora sería visible a simple vista”, añadió.

“Obviamente, no existe. Ningún científico creíble en el mundo conoce algún tipo de amenaza para 2012”, insistió, recordando que la Tierra existe desde hace más de 4.000 millones de años.

Una colisión con nuestro planeta ya había sido anunciada por profetas para 2003. Desde entonces, la fecha fue postergada hasta el 21 de diciembre de 2012, que corresponde con el fin de un ciclo del calendario Maya.

La agencia subrayó que las colisiones catastróficas de la Tierra con cuerpos celestes son muy raras: la última se remonta a hace 65 millones de años y se le atribuye la extinción de los dinosaurios.

Como siempre ciencia y predicciones chocan en el medio de la presunción de catástrofes, hasta el momento la ciencia siempre es la que ha ganado porque nunca ha sucedido nada… ¿será nuevamente así en esta ocasión?

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *