Audiencia pública para pedir ante la “Junta de Revisión de Instalaciones y Servicios de Salud” que no cierren el Hospital Westlake

Se llevó a cabo esta semana en Melrose Park una audiencia pública para pedir ante el “Health Facilities and Services Review Board” de Illinois que no cierren el Westlake Hospital.

Con una buena concurrencia de la comunidad y una conferencia de prensa informativa se llevó a cabo esta semana en Melrose Park una audiencia pública para pedir ante el “Health Facilities and Services Review Board”, que no cierren el Westlake Hospital. El evento se llevó a cabo en Bulger Park, en el 1601 de la Hirsch en Melrose Park. Estuvieron presentes entre otras importantes personalidades el Alcalde de Melrose Park, Ronald Serpico, el Alcalde de Bellwood Andre F. Harvey, el Alcalde de Elmwood Park Angelo Saviano, el Representante Estatal y ex miembro de la Junta de Directores del hospital, Emanuel “Chris” Welch, la Representante Estatal Kathleen Willis y Jesse Rosas, Director Ejecutivo de la Comisión de Salud Mental de Proviso Township.

La semana pasada el municipio de Melrose Park interpuso una demanda acusando a Pipeline Health y Eric Whitaker de cometer fraude y conspiración civil en relación con la compra del hospital Westlake. La queja alega que Pipeline y Whitaker expusieron falsamente que si se les permitiera comprar a Westlake, el único hospital con red de seguridad en el área, mantendrían el hospital abierto y continuarían atendiendo a pacientes en la comunidad de Melrose Park y el área circundante.

El fraude fue expuesto apenas algunas semanas después de que la transacción fuera completada cuando Pipeline y Whitaker anunciaron que estarían cerrando Westlake tan pronto como sea posible. La demanda busca responsabilizar a los demandados por su esquema fraudulento.

Jay Edelson, fundador de Edelson PC que representa a Melrose Park había señalado que, “algunos multimillonarios de capital privado piensan que es ético y correcto generar su fortuna a costa de la salud y el bienestar de las comunidades más pequeñas. Esa estrategia solo tiene éxito si la comunidad se da la vuelta. Pipeline eligió el objetivo equivocado aquí. El municipio bajo el liderazgo del alcalde Serpico va a luchar agresivamente para proteger a sus ciudadanos”.

La comunidad respondió al llamado

La audiencia pública que se llevó a cabo en Bulger Park reunió a gran cantidad de residentes del área, quienes dejaron estampado con su firma el apoyo para que no cierren el Westlake Hospital.

La empresa de servicios de salud Pipeline Health de California compró Westlake Hospital, Weiss Hospital y West Suburban Medical Center, prometiendo mantener los tres centros abiertos aunque posteriormente expresó que cerraría el Hospital Westlake alegando fuertes pérdidas.

Menos de un mes después de que Pipeline prometiera mantener a Westlake abierto y señalara la tremenda importancia del hospital, como uno de los únicos hospitales de ‘red de seguridad’ en la región, anunciaron que estarían cerrando sus puertas.

El hospital Westlake cuenta con 800 empleados, quienes perderán sus trabajos con este cierre inesperado. Westlake es un hospital de “red de seguridad” que brinda servicios a los ciudadanos más vulnerables del estado y servicios especializados a familias e individuos que de otro modo no tendrían acceso a la atención médica. Es el único hospital de la ciudad que cuenta con un Departamento de Obstetricia en funcionamiento que puede brindar servicios para embarazo, parto y posparto. El hospital de 230 camas también es un centro de traumas de nivel 1 y brinda servicios de salud mental, abuso de substancias y de comportamiento, a Melrose Park y comunidades aledañas.

Los representantes de Pipeline, con sede en Los Ángeles, habían señalado públicamente sobre la importancia de preservar el acceso de la comunidad a los servicios vitales que son proporcionados en Westlake. La compañía dice ahora que consolidará esos servicios con West Suburban Medical Center en Oak Park.

 

 

 

 

Comments are closed.