Home Editoriales Bla, bla, bla…
0

Bla, bla, bla…

0
0
Tab Machado
Tab Machado

Hablar es una poderosa herramienta que el ser humano ha empleado desde el principio de su historia civilizada para expresar sentimientos y sociabilizar, lástima que últimamente parte de la humanidad prefiere usar este poderoso instrumento para destruir más que para crear… Aunque Usted no lo crea hasta el año 1800 la palabra ‘chisme’ significaba ‘persona relacionada a otra en Dios’ y

se consideraba señal de amistad. Hoy se define como: ‘Hablar por hablar o la difusión de información íntima o sensacional’…

Es que el chisme o las habladurías sin fundamento han ido ganando terreno entre nosotros, habiéndose convertido en un carcaj repleto de flechas venenosas que, lanzadas pérfidamente hacia la credulidad de ciertas personas, buscan desestabilizar y desmoronar la credibilidad de terceros… Claro que para que el chisme resulte tiene que haber como mínimo dos personas: el que lanza el embuste y aquel que es campo fértil para creer y divulgar, sin averiguar. En ambos casos la necesidad de exposición y de ganar notoriedad como confidente, hace que estos personajes logren un momentáneo suceso que se va degradando a medida que la realidad muestra el nulo sustento de sus dichos convirtiéndose, con el paso del tiempo, en figuras nominales y poco creíbles para los demás.

Lamentablemente, mientras haya oídos abiertos para escuchar, los chismosos seguirán creyendo que son importantes y no repararán en aumentar sus habladurías con tal de conseguir un poco de atención para sus anodinas vidas.

Cuenta una historia que un día Juan salió de paseo con su padre… de pronto se detuvieron en una curva y después de un pequeño silencio el padre preguntó: “además del cantar de los pájaros, ¿Oyes algo más?”
Juan agudizó sus oídos y después de unos segundos le respondió: “Sólo escucho el ruido de una carreta”. “Eso es”, dijo su padre, “Es una carreta vacía”.

Entonces Juan preguntó con curiosidad: “¿Cómo sabes que es una carreta vacía, si no la vemos?” “Es muy fácil”, dijo su padre, “sé que está vacía por el ruido. Cuanto más vacía está la carreta, más ruido hace”…

Por eso, cada vez que escuches a una persona hablando demasiado, dando una noticia sin fundamento, interrumpiendo la conversación de los demás, presumiendo de lo que cree saber, prepotente y menospreciando al resto de las personas, recuerda la frase final de la historia: las personas cuanto más vacías están, más ruido hacen… A veces es preferible comprender que, si las palabras no son superiores al silencio…lo mejor es callar… por lo tanto evitemos hacer ruido  como una “carreta vacía”.
No olvides que, como dijo el genial comediógrafo francés Moliere, “aquellos cuya conducta se presta más al escarnio, son siempre los primeros en hablar de los demás “…

tags:

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *