Home Editoriales Busquemos en este 2012
0

Busquemos en este 2012

0
0
Carlos Rojas

Lectores de Ultimas Noticias como están, que bueno comenzar otra vez y tomar la oportunidad que nos brinda la vida de leer este libro titulado 2012 y que seguramente nos depara tantas cosas en cada uno de sus doce capítulos.

Así que buen viaje, caminemos con alegría y actitud positiva que nos esperan grandes cosas… busquémoslas…

Quiero comentarles que estamos pisando el umbral de una era de fuerzas muy poderosas que serán justamente las que  decidirán la vida y futuro de cada uno de nosotros  en este 2012. Cuanto se ha dicho del final del calendario Maya. Y, en efecto, si tocará su fin y  entraremos en otra dimensión de Ser…

Hemos tenido muchas oportunidades, bueno por lo menos yo, Ud. y creo que todos… me puse primero para que no haya ofendidos, pero como animales intelectuales, condenados a la pena de vivir hemos venido de mal en peor reincorporándonos incesantemente en organismos masculinos y femeninos. Quiero pensar que, según el debe y el haber del KARMA, inútilmente nuestra madre naturaleza ha trabajado creándonos cuerpos que siempre hemos destruido con nuestros vicios y pasiones. Cada una de nuestras existencias se han repetido como si fuese una maldición insoportable, tomando la línea espiraloide en curvas cada vez más y más bajas. Obviamente que nos hemos precipitado por el camino involutivo, descendente y frio.  Dicen que a cada alma se nos ha asignado 108 vidas, como 108 cuentas tiene el collar de Buddha, quizás en la cuenta  numero 108, o sea la última, donde podemos  ingresar o sumergirnos en la involución del reino animal estamos viviendo una etapa donde hay que trabajar mucho en el mundo de la purificación. Nos hemos revolcado en el lecho de procusto y eso nos ha servido como de pasaporte al infierno, estando en el vientre mineral de ese mundo. Hemos blasfemado, maldecido, insultado, fornicado espantosamente, degenerándonos mas y mas sin dar muestras jamás de arrepentimiento.

Nos hemos caído y convertido en cuantas cosas (¿usted no lo cree verdad?) eso ha pasado y no nos ha importado. Hemos estado como un leproso en la ciudad de los muertos vivientes, se nos han caído dedos, narices, orejas, brazos y piernas  y sin embargo ni esto nos ha conmovido. Hemos perdido fuerza hasta para pensar, debilitándonos con una lentitud horrenda, todo es o estuvo mejor así.  Luego llega la Muerte Segunda de la que habla el Apocalipsis de  san Juan, donde exhalaremos el postrer aliento y luego la Esencia quedará libre, convirtiéndonos en otro hermoso Ser y seremos examinados por seres superiores que nos permitirán entrar por la puerta  que nos conduce de regreso a la superficie planetaria o sea a la Luz del Sol. Este ha sido un difícil camino que hemos recorrido y seguramente habrá muerto el Ego, el Mi Mismo, el Yo.  Al fin nuestra  alma libre puede asumir la  bella forma de un sonriente y tierno infante… ¡Que dicha,  Dios mío! ¡Cuán grande es la misericordia de Dios!

Podemos darnos cuenta cuánto daño hacemos y nos hace el Ego, pero la ESENCIA liberada del EGO es íntegramente inocente y pura…El Yo aquel se convirtió  dentro de las entrañas de ese mundo en polvareda cósmica…

Aquí otra interrogante  ¿Cuánto tiempo hemos vivido en los mundos infiernos?  ¿Usted lo sabe?  Yo tampoco, quizá unos ocho mil o diez mil años… Ahora, desprovistos del EGO, retornamos a la senda de tipo evolutivo, donde están los seres que trabajan con el limo de la tierra, elementales inocentes del mineral. Y así iremos ingresando a los paraísos elementales del reino vegetal, reincorporándonos constantemente en plantas, arboles y flores: Cuan dichosos nos hemos de sentir en los templos del  EDEN  recibiendo grandes enseñanzas a los pies de los grandes maestros…

Esta  dicha  paradisiaca  parece  inconcebible  para  el razonamiento  humano.

Cada familia en esos  Edenes tiene sus templos y sus instructores: uno se llena de éxtasis al entrar en el Santuario de Los Naranjales o en la capilla de la familia elemental de la  hierba Buena o en la iglesia de los eucaliptos. Hemos  pasado por diferentes procesos evolutivos, por eso tenemos que resaltar lo que decía el gran Charles Darwin en su teoría ‘Natura Non Facit Saltus’  algo así como que la naturaleza no actúa por saltos . Es pues evidente que los estados más avanzados del reino vegetal, nos han permitido el paso al estado animal (racional) así que en el mundo  evolutivo e  involutivo seguiremos en el girar de la rueda del Samsara, para alcanzar nuestra purificación…

Buen viaje que nos esperan grandes cosas busquémoslas… apenas estamos empezando,  feliz  2012  y otra vez  Gracias por  leer  Últimas Noticias.

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *