Cada vez que mi corazón canta regreso a mi tierra…

Querido lector de Noticias gracias por estar nuevamente aquí, nosotros seguiremos junto a Usted con cada palpitar de nuestro corazón, diciéndole gracias por leernos y porque seguiremos buscando el progreso y la integración de nuestra comunidad a través de cada página de Ultimas Noticias.

En estas fechas la gente lucha con sus sentimientos encontrados: tristeza y felicidad, celebración y nostalgia, en fin, estamos en un país que, hayas nacido en él o no, tú puedes sentir que el país es tuyo, porque tu familia y tú lo habitan y a diario se mueven en él.

Los países no son propiedad de nadie, son de aquellos que viven decentemente en ellos, hayan nacido donde hayan nacido y seguro que si tiras de la hebra de tus ancestros encuentras al final a uno que no es de dónde eres tú, ya que todos somos el resultado de uno o una que emigró.

No nos confundamos: emigrante es una persona que se va de su tierra a trabajar a otra. Exiliado es una persona que, perseguida por sus ideas políticas en su tierra, se va a otra donde se piensa como él piensa y no es motivo para que lo quiten de en medio. Delincuente es uno que, sea de donde sea y viva donde viva, no deja vivir a los demás.

Sea cual sea la causa por la cual nos hayamos marchado… hoy hemos coincidido en la tierra de las oportunidades, por eso a este encuentro los inmigrantes debemos verlo y aceptarlo con mas amabilidad de la habitual, por la nostalgia de encontrarnos en tierra extraña. Y si le añadimos las dificultades del desconocimiento del idioma, de la cultura, otra religión, distintos horarios, temperatura, clima, costumbres… pues, de repente pensamos en volver a la tierra que un día dejamos…

Que fácil para algunos decir “retorna a tu país”, mas muchos inmigrantes hemos echado raíces con hijos y con nietos y aunque el recuerdo y la tierra reclamen mi presencia… no es fácil, ya hay raíces aquí y raíces allá.

Nunca dejamos de lado nuestras raíces y el recuerdo de la tierra que nos dio alegrías y sinsabores, finalmente esas alegrías y sinsabores son parte de la vida y nos sentimos satisfechos de poder vivirlas en diferentes escenarios…

Esto parece queja, pero no lo es, solo es algo obligado a expresar por el sentimiento del inicio de un nuevo año y, como dijera mi tío Esteban Patricio, que en la escuela aprendimos que la patria es primero y que nada hay como el amor de una madre… Entonces, si la patria es primero y la madre es lo más grande que un ser humano tiene, dice el tío, no me hablen de distancias ni de añoranzas, si se fueron fue porque quisieron o por experimentar seguramente… En su país lo tenían todo: patria, madre, familia, trabajo todo… entonces luchen, no sean cobardes.

¡Ah!… mi tío Esteban no sabe lo que se siente ver que mi vista se pierde en el horizonte y estoy tan lejos que solo me consuela cerrar los ojos y percibir el aroma del campo y el recuerdo de mi gente y de mi pueblo.  Dicen que también de dolor se canta, así que cada vez que mi corazón canta, yo regreso a mi tierra… Gracias por leer Ultimas Noticias

 

 

 

 

 

Leave a Comment