Home Editoriales Carlos Rojas Cadenas que ustedes pueden quitar…
0

Cadenas que ustedes pueden quitar…

0
0

Como siempre antes de empezar tengo que agradecerles el encontrarnos otra vez y caminar juntos leyendo Ultimas Noticias. En las grandes metrópolis, en noches largas de invierno, suelen verse a muchos niños hambrientos y desnudos buscando refugio donde pasar la noche, huyendo del gendarme que los persigue para llevarlos a la cárcel o, en el mejor de los casos, llevarlos a un  asilo de huérfanos semejantes a una cárcel de la peor calidad.

No hay compasión para estos infelices niños, para ellos no hay ni lujosos colegios ni bellos vestidos. A causa de este desamparo los jóvenes caen más fáciles en cometer delitos y, cuando caen en eso, en lugar de meterlos en un colegio… los metemos a la cárcel o a un reformatorio… Pero la prisión no reforma a nadie, la prisión pervierte y corrompe moralmente a los seres humanos. La cárcel como sistema reformatorio ha fracasado en todos los países de la tierra…

Nosotros, la cruel sociedad, hemos fabricado a estos niños y los hemos puesto al borde del quebrantamiento de las leyes, metiéndolos en una escuela del delito. En una cárcel se vuelven ladrones de verdad, atracadores, estafadores… allí aprenden todo lo que no deben. Es indispensable  que las religiones y digo las religiones como vehículo de valores eternos, enseñen con la práctica, con obras y con ejemplos, como velar por los desamparados.

Cuando haya eso, sobrarán hombres que lleven ante los gobiernos, proyectos de fondo y base para crear en forma efectiva un Ente de Previsión y Ayuda Social.

¡Atención a todas las religiones!, a los hermanos de todas las escuelas, Ordenes, Logias, Grupos, Asociaciones, dejémonos de andar buscando aparecer en la foto y trabajemos en bien de los niños desamparados.

Es hora de dejar atrás sus ancestrales celos religiosos y unirse para trabajar  por un mundo mejor. Ya hay muchas entidades que ayudan, pero necesitamos más acción efectiva y definitiva… Todas las religiones, escuelas, órdenes y logias deben demostrar su caridad universal, la que han preconizado tanto, porque estos niños también necesitan y tienen derecho a lujosos colegios, buena comida, elegantes vestidos y no a los desechos con que la cruel sociedad quiere solapar su falta de caridad.

¡Abre tu corazón! Porque ¡Si se puede! Gracias como siempre por leer Ultimas Noticias.

 

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *