Home Tema Central Celebramos el mes de la herencia hispana
Celebramos el mes de la herencia hispana
0

Celebramos el mes de la herencia hispana

0
0

El “Mes de la herencia Hispana” tiene sus antecedentes en una proclama presidencial de 1968 que se instauró en honor a los habitantes de Estados Unidos con antecedentes de habla hispana.

La expresión Hispanidad sirve para denominar a las personas, países y comunidades que comparten el idioma español y poseen una cultura relacionada con España, en la que se incluyen 23 naciones y algo más de 300 millones de personas.

La idea de Hispanidad se encuentra a veces asociada a la llegada de los primeros españoles a América conducidos por Cristóbal Colón, el 12 de octubre de 1492. Esa fecha es recordada en diversas naciones hispanas, aunque con distintos nombres y significados.

Recientemente el término ha sido relativamente postergado por denominaciones más genéricas como Iberoamérica o expresiones que hacen referencia principalmente a la lengua común como países “de habla hispana” o literatura o música “en español”. También se ha generalizado la identificación de “lo latino”, que en Estados Unidos se utiliza como sinónimo de “hispanic” (hispano). Algunos consideran que también se incluye a los países Lusofonos, pues Lusitania formaba parte de la vieja Hispania y de hecho aparece como segunda entrada en el diccionario de la Real Academia de la Lengua.

Etimológicamente la palabra “hispanidad” deriva de Hispania, nombre que los romanos dieron a la Península Ibérica una vez conquistada. Por extensión la expresión “hispano” ha terminado abarcando a las personas de habla hispana o cultura de ese origen.

Desde la década de 1980, en algunos países a los hispanos se les llama también “latinos”, aunque desde un punto estrictamente terminológico, la condición de latino corresponde también a países y pueblos con idiomas derivados del latín (franceses, italianos, rumanos, portugueses…), pero que no se encuentran incluidos en esta acepción de la palabra, que la limita a lo hispano.

El 12 de octubre de 1492, cuando Cristóbal Colón y sus hombres llegaron a América, comenzó la conquista e invasión de gran parte de América por la Monarquía Hispánica. La Corona de Castilla se extendió más allá de su territorio original, al resto de España y a otros continentes, difundiéndose su cultura y la lengua castellana.

En 1713 un grupo de españoles peninsulares crearon la Real Academia Española (RAE), protegida por la Monarquía española, para regular y fijar el uso del español en todo el territorio bajo dominio imperial.

En 1776 con la Revolución de Independencia de Estados Unidos comenzó un proceso de descolonización de América. A comienzos del siglo XIX el descontento de las colonias dependientes de España y la invasión napoleónica, produjo la situación propicia para una rebelión generalizada que se expresó en las Guerras de Independencia Hispanoamericana (1809-1824) en la que la mayoría obtuvo la independencia. Entonces, comienza el período poshispánico que dio a lugar a la creación de los actuales países americanos de habla castellana.

El término “Hispanidad” apareció a mediados del siglo XX

El término “Hispanidad” apareció a mediados del siglo XX, en momentos que en América se celebraba el centenario de la independencia de España. Algunos grupos, sobre todo españoles, comenzaron a reflexionar sobre la existencia de un vínculo común, fundado en la lengua y algunos aspectos culturales, que, por encima de la nacionalidad de los distintos países, pudiera conformar una “raza hispana”.

En 1915 la Unión Ibero-Americana de Madrid, inspirada por Faustino Rodríguez San Pedro, propuso instaurar el Día de la Raza, entendida como “Fiesta de la Raza Española”, refiriéndose a los “españoles de ambos mundos”. En 1917 Argentina tomó la iniciativa y estableció por Decreto la celebración del 12 de octubre como feriado, “en homenaje a España, progenitora de naciones, a las cuales ha dado, con la levadura de su sangre y la armonía de su lengua, una herencia inmortal”. El 12 de octubre de 1917, el Ayuntamiento de Madrid celebró la “Fiesta de La Raza”, con esa denominación y poco después lo hacía Perú como Día de la Raza. Al año siguiente el rey de España Alfonso XIII emitió un decreto autorizando al presidente a presentar un proyecto de ley declarando al 12 de octubre como fiesta nacional “con la denominación de Fiesta de la Raza”. La ley fue aprobada el 15 de junio de 1918.

Actualmente el término Hispanidad ha sido postergado por otras expresiones como países, comunidades o personas “de habla hispana”, literatura o música “en español”, etc. Aunque etimológicamente incorrecto, se ha impuesto globalmente también la noción de “lo latino”, para referirse a la compleja pertenencia étnica-cultural que abarca a las comunidades ibéricas y latinoamericanas, incluyendo sus vigorosos componentes afro e indoamericanos, así como los aportes étnico-culturales de corrientes migratorias tan diversas como las italianas, francesas, alemanas, inglesas, estadounidenses, etc.

Todas estas corrientes hoy se han integrado, incluso manteniendo sus propias identidades, a la compleja trama de lo hispano o lo latino. Es por eso que muchos consideran que otro término debe ser utilizado para que represente en forma más adecuada la realidad existente en los países americanos que no provenga de términos de origen colonial.

Mes de la Herencia Hispana

El Mes de la Herencia Hispana hace honor a las personas con antecedentes de habla hispana en Estados Unidos. Del 15 de septiembre al 15 de octubre, una multitud de programas especiales, actos y exhibiciones celebran la herencia, cultura, espíritu y extraordinarias contribuciones de la comunidad hispana en Estados Unidos.

La celebración del Mes de la Herencia Hispana empezó a tomar escala nacional en 1968 con la emisión de la Ley Pública 90-498 que autorizó una proclama presidencial anual que declaró la semana del 15 y el 16 de septiembre semana de la herencia hispana. La semana se designó para que coincidiera con las celebraciones de la independencia de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua el 15 de septiembre, México el 16 de septiembre y Chile el 18 de septiembre.

La proclama de 1968, del presidente Lyndon B. Johnson, instaba al pueblo estadounidense, especialmente a las entidades educativas, a observar la semana con ceremonias y actividades apropiadas. Para estimular la participación, el presidente Gerald R. Ford emitió una proclama en 1974 que instaba a las escuelas y a las organizaciones de derechos humanos a participar de lleno en esa semana. En 1988 el Presidente Ronald Reagan reiteró la llamada de Ford a un reconocimiento más amplio de los estadounidenses de origen hispano y para ello aprobó la Ley 100-402 que amplió la celebración al Mes de la Herencia Hispana desde el 15 de septiembre al 15 de octubre.

Hoy más que nunca los estadounidenses de origen hispano desempeñan un papel integral en moldear la experiencia estadounidense. Son líderes en el gobierno, el derecho, los negocios, la ciencia, los deportes, el arte y muchas otras ocupaciones. La influencia de la cultura hispana se refleja en cada elemento de la vida estadounidense, desde la política hasta la educación, pasando por la música y la televisión.

En el transcurso de la historia de Estados Unidos, muchos grupos de personas han llegado desde distintas partes del mundo y han ayudado a construir la nación que tenemos hoy. Los hispanos han sido una comunidad de paz y de familia que ha contribuido notablemente a dicho crecimiento y por eso es justo que celebremos con orgullo el mes de la hispanidad.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *