¿Cómo se prevé el clima para el próximo invierno? Pronóstico Meteorológico del invierno 2016- 2017

Siempre que se aproxima una estación climática extrema (verano- invierno) es importante conocer los pronósticos adelantados que se brindan, para saber que esperar y como preparase para tales circunstancias.

Según un informe de pronóstico adelantado de largo plazo se podría esperar que la zona norte de Estados Unidos experimente en 2106- 2017 un invierno con temperaturas ligeramente más frías de lo normal. La zona Sur del país, por el contrario, tendría (si finalmente se confirman los pronósticos) temperaturas más altas de lo que toca en invierno.

 Según un pronóstico a largo plazo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) para el próximo invierno, agencia científica del Departamento de Comercio de los Estados Unidos cuyas actividades se centran en las condiciones de los océanos y la atmósfera, la franja norte de Estados Unidos (Rocosas y Grandes Lagos) así como zonas próximas de Canadá tienen probabilidad de precipitaciones ligeramente por encima de la media. Si se unifica esta previsión con las temperaturas por debajo de lo normal también pronosticadas por la NOAA, las nevadas en el norte de Estados Unidos y Canadá podrían llegar a estar por encima del promedio histórico.

La temporada pasada se experimentó un fortísimo sistema climático denominado ‘El Niño’ y se predijo con anticipación (la mayoría de los meteorólogos se sintieron seguros de que el modelo de tiempo para USA y Canadá durante el invierno 2015- 16 sería de manual) un invierno marcado fuertemente por dicho sistema climático.

 Sin embargo estas previsiones resultaron ser relativamente erróneas, ya que empezó muy fuerte la nieve en el suroeste de Estados Unidos pero, a mediados del invierno, se redujeron las precipitaciones en aquellos estados, siendo las precipitaciones en los estados del noroeste de Estados Unidos (Washington, Montana, Idaho e incluso Oregón) así como la Columbia Británica en Canadá superiores a lo pronosticado y a lo que tocaba, teniendo encima un súper sistema como el de ‘El Niño’. Contrariamente, las precipitaciones en el nordeste de los Estados Unidos fueron inferiores a lo pronosticado por la mayoría, confiados en los patrones de ‘El Niño’ que se padecían.

Esto es lo que podría volver a ocurrir con la predicción a largo plazo señalada para este invierno, dada la cantidad de variables que se deben de prever y pronosticar. El patrón de tiempo que se puede esperar del sistema actual denominado ‘La Niña’ podría fácilmente hacer cambiar el pronóstico al este o al oeste. Además, hay que tener en consideración que una media de pronóstico de tres meses acerca de la temperatura y la precipitación, son de utilidad limitada y sirve tan solo como medida general.

 

 

 

Leave a Comment