Como si fuera una película de ciencia ficción…

FIA habilita en Fórmula E carreras de vehículos eléctricos con inteligencia artificial sin pilotos

En la temporada 2016-2017 comenzará un campeonato de carreras con autos eléctricos pero sin pilotos, esto gracias a la tecnología. El torneo será parte del certamen de Fórmula Eléctrica (Fórmula E).

Deportes- Formula ELos vehículos sin conductor ganan espacio en las rutas de prueba del mundo desarrollado, por lo que no debería asombrarnos que se sumen al espectáculo deportivo, con participación directa en la Fórmula E de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

Bautizada como Roborace, esta nueva categoría está desarrollada por la empresa Kinetik. Los coches serán eléctricos, como los de la Fórmula E, cuyas pruebas se iniciaron en septiembre de 2014 y que se disputa bajo el amparo de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

La Fórmula E, acaba de estrenar su segunda temporada y desarrolla en tan solo un año avances sustanciales en los sistemas de propulsión y baterías.

El objetivo de Kinetik es suministrar una plataforma de competición para soluciones de conducción autónoma que se desarrollan por parte de la industria automotriz y también destinarla a otros actores de la tecnología, entre las que están varias universidades, explicaron los promotores de la Fórmula E en un comunicado.

Los autos de las “Roborace” tendrán 4.8 metros de largo y 2 metros de ancho, con una distancia entre ejes de 2.8 metros y un peso en el orden de los 1000 kgs. Así los vehículos serán apenas más cortos que los monoplazas de Fórmula E, pero 20 centímetros más anchos. No obstante y aún cuando ya no deben cargar al conductor, pesarán unos 115 kg más que un bólido de la actual Fórmula E.

La asociación de Roborace con NVIDIA permitirá el uso de los motores DRIVE PX2, entre los más potentes del mundo para vehículos con inteligencia artificial, según anunció  Jen-Hsun Huang, co-fundador de NVIDIA y Denis Sverdlov, CEO de Roborace, en la GPU Technology Conference, en Silicon Valley, California.

Los DRIVE PX2 aúnan los datos de 12 cámaras, además del radar, el lidar (radar con láser) y los sensores ultrasónicos, para asumir todo lo necesario para actuar en el entorno de 360 grados alrededor del vehículo.

Sus procesadores y sus dos GPU basados en Pascal TM, permiten hasta 24 trillones de acciones por segundo, que son las instrucciones indispensables para operar todo el sistema.

La innovación, que será la categoría soporte de la Fórmula E, se espera tenga su primera temporada junto a la serie eléctrica en la temporada 2016/2017, incluyendo una parrilla de 10 equipos con dos coches cada uno. Las carreras tendrán un máximo de una hora de duración durante cada e-Prix. Ganará el coche de la escudería que sea capaz de desarrollar una mejor inteligencia artificial. La velocidad máxima que alcanzarán estos coches inteligentes es de 300 kilómetros por hora, superando al más rápido del planeta hasta la fecha, el Audi RS7.

 

 

Leave a Comment