Home Mexico Con una misa multitudinaria el Papa Francisco se despidió de México
Con una misa multitudinaria el Papa Francisco se despidió de México
0

Con una misa multitudinaria el Papa Francisco se despidió de México

0
0

Los cinco días del viaje del Papa Francisco a México culminaron con una multitudinaria misa en Ciudad Juárez.

GCO_8694La misa fue seguida de manera presencial o en pantallas a ambos lados de la frontera y durante la misma el Papa Francisco señaló que la migración forzada es una verdadera tragedia humana ante la que se debe mantener el corazón abierto.

Uno de los momentos más significativos y emocionantes de la visita fue cuando el Papa Francisco dejó un ramo de flores en una gran cruz colocada justo en la frontera entre ambos países. Allí saludó y bendijo a los fieles que se encontraban al otro lado.
E Pontífice aseguró durante la misa que “siempre hay posibilidad de cambio, estamos a tiempo de reaccionar y transformar, modificar y cambiar, convertir lo que nos está destruyendo como pueblo, lo que nos está degradando como humanidad”.

El Pontífice señaló además que “aquí en Ciudad Juárez, como en otras zonas fronterizas, se concentran miles de migrantes de Centroamérica y otros países, sin olvidar tantos mexicanos que también buscan pasar ‘al otro lado’. Un paso, un camino cargado de terribles injusticias: esclavizados, secuestrados, extorsionados, muchos hermanos nuestros son fruto del negocio del tránsito humano, de la trata de personas”.

“No podemos negar la crisis humanitaria que en los últimos años ha significado la migración de miles de personas, ya sea por tren, por carretera e incluso a pie, atravesando cientos de kilómetros por montañas, desiertos, caminos inhóspitos. Esta tragedia humana que representa la migración forzada hoy en día es un fenómeno global. Esta crisis, que se puede medir en cifras, nosotros queremos medirla por nombres, por historias, por familias. Son hermanos y hermanas que salen expulsados por la pobreza y la violencia, por el narcotráfico y el crimen organizado. Frente a tantos vacios legales, se tiende una red que atrapa y destruye siempre a los más pobres. No sólo sufren la pobreza sino que encima sufren estas formas de violencia. Injusticia que se radicaliza en los jóvenes, ellos, ‘carne de cañón’, son perseguidos y amenazados cuando tratan de salir del espiral de violencia y del infierno de las drogas. ¡Y qué decir de tantas mujeres a quienes se les ha arrebatado injustamente la vida!”, añadió.

Francisco finalizó con el tema migratorio indicando que, “Pidámosle a nuestro Dios el don de la conversión, el don de las lágrimas, pidámosle tener el corazón abierto… a su llamado en el rostro sufriente de tantos hombres y mujeres. ¡No más muerte ni explotación! Siempre hay tiempo de cambiar, siempre hay una salida y una oportunidad, siempre hay tiempo de implorar la misericordia del Padre”.

“Hoy apostamos por la conversión; hay signos que se vuelven luz en el camino y anuncio de salvación. Se? del trabajo de tantas organizaciones de la sociedad civil a favor de los derechos de los migrantes. Se? también del trabajo comprometido de tantas hermanas religiosas, de religiosos y sacerdotes, de laicos que se la juegan en el acompañamiento y en la defensa de la vida. Asisten en primera línea arriesgando muchas veces la suya propia. Con sus vidas son profetas de la misericordia, son el corazón comprensivo y los pies acompañantes de la Iglesia que abre sus brazos y sostiene. Es tiempo de conversión, es tiempo de salvación, es tiempo de misericordia. Por eso, digamos junto al sufrimiento de tantos rostros: ‘Por tu inmensa compasión y misericordia, Señor apiádate de nosotros… purifícanos de nuestros pecados y crea en nosotros un corazón puro, un espíritu nuevo”, concluyó el Papa Francisco.

El Papa Francisco, que realizó recorridos por la Ciudad de México; Ecatepec, Estado de México; San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Morelia, Michoacán y Ciudad Juárez, Chihuahua, se despidió de México vía twitter con un emocionante mensaje: “Me he sentido acogido, recibido por el cariño, la esperanza de esta gran familia mexicana, gracias por abrirme las puertas de su vida”…

 

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *