Home Entretenimiento Insólitas Construyó un acuario gigante y ahora bucea en el living de su casa…
0

Construyó un acuario gigante y ahora bucea en el living de su casa…

0
0

Desde que tiene memoria, Eli ama los acuarios. Cuando tenía cinco años, vivía en un pequeña apartamento de dos ambientes, pero también se hizo el espacio para un pequeño acuario. En realidad, nunca superó su pasión y hace unos 10-12 años, decidió agrandarse a un gran tanque de peces de 4000 litros pero, por desgracia, se rompió e inundó su antiguo hogar. Fue entonces cuando decidió que necesitaba “construir otro acuario y una casa alrededor de él”. Esta vez, todo salió como esperaba y el resultado es realmente impresionante.

El acuario de salón de Fruchter tiene 30.000 litros de agua y es lo suficientemente grande como para poder sumergirse en él y alimentar a los peces de la palma de su mano. El gigantesco tanque es el hogar de 150 peces tropicales de 30 especies diferentes, así como de una variedad de corales arco iris. El tanque está diseñado para replicar el entorno natural del arrecife, que también ha permitido que algunos de los residentes del tanque crezcan hasta un tamaño que por lo general sólo adquieren en estado salvaje.

Para la mayoría de los entusiastas de acuarios, el sistema de filtración de Eli es probablemente aún más impresionante que el propio tanque. Ubicado a 6 metros directamente debajo del depósito, cuenta con cuatro bombas de 25.000 litros/ hora para devolver el agua desde el sumidero de nuevo al acuario, luego de haber sido filtrada. Un sistema de control de frecuencia de construcción propia conectado a las bombas, controla la velocidad de las dos bombas de retorno para crear ondas en el tanque.

Para asegurarse que los arrecifes y peces viven en perfectas condiciones, todas las semanas Eli Fruchter conduce un carro de golf especialmente equipado desde su casa, a la vecina orilla del Mediterráneo y allí lo llena con 1.000 litros de agua de mar fresca para su acuario.

Una caja de nieve para construir tu propio muñeco

La inventiva comercial siempre encuentra un espacio nuevo, ahora ya puedes recibir una caja de nieve en la puerta de tu casa para construir tu propio muñeco de nieve. Kyle Waring de Boston, Massachusetts, comenzó enviando como regalo botellas llenas de nieve como parte de una broma, luego de que el año pasado una tormenta de nieve, arrojara más de 60 centímetros de nieve (dos pies).

La idea tomó forma dos semanas después, cuando comenzó a empacar la nieve en hieleras, enviando cajas de unos 4, 9 y 22 kilos (10, 20, 50 libras) con precios que oscilan entre los $US 79 a $US 249.

Los beneficiaros a menudo viven en estados cálidos como Florida, Arizona, Texas o Hawái.

Así este hombre aprovechó sus circunstancias para ganar dinero extra, aunque no siempre es fácil conseguir la nieve y a veces tiene que viajar hasta Colorado, a más de 3,000 kilómetros de su casa. Con el fin de conseguir nieve natural.

Warin presume haber enviado más de 1 tonelada de nieve natural de Vertmont, Colorado o Massachusetts, a muchas partes del mundo.

Finlandia regalará 560 euros al mes a sus ciudadanos

A partir del 9 de enero, un nutrido grupo de finlandeses van a llevarse una alegría todos los meses: su país les va a ingresar 560 euros libres de impuestos en sus cuentas de ahorro. De momento es solo un experimento, pero si los resultados son positivos la medida podrá expandirse a toda la población del país. Los políticos finlandeses quieren que su país esté preparado para los grandes desafíos a los que se enfrentan las economías mundiales en el futuro. Es probable que muchos de sus ciudadanos se queden sin trabajo por los avances en la robótica, y para evitar situaciones de exclusión, han diseñado esta experiencia que consiste en dar 560 euros a 2.000 finlandeses que actualmente no tienen trabajo y están recibiendo otras ayudas sociales.

La prueba va a durar dos años y no se va a suspender ni aunque los beneficiarios consigan un trabajo: en el caso de tener un sueldo, seguirán recibiendo la misma cantidad todos los meses.

Los pagos se realizarán a través de la Seguridad Social del país, que no controlará ningún aspecto del gasto que se haga con el dinero: los que lo reciban lo podrán utilizar en lo que les venga en gana -siempre que sea legal- sin temor a sanciones o a la suspensión del programa.

Los 2.000 asalariados han sido elegidos de manera aleatoria entre 175.000 personas de entre 25 y 58 años que recibieron el pasado mes de noviembre algún tipo de subsidio o pensión por desempleo.

Los únicos motivos que podrían hacer que se dejara de recibir el dinero son que los beneficiados inicien el servicio militar, que se muden del país o que empiecen a cobrar una pensión.

Si uno de los receptores del dinero empieza a trabajar, el único cambio que notará será que verá como algunos de sus beneficios sociales en la nómina se verán recortados y nada más. Ningún funcionario perseguirá o preguntará por la situación laboral de los beneficiarios, sino que toda esta información llegará al Estado de forma automática gracias a los servicios informáticos: si uno de ellos firma un contrato con una empresa, los promotores del programa conocerán la información cuando la empresa dé de alta al empleado en la Seguridad Social.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *