Home Editoriales Tab Machado Criticas efecto boomerang
0

Criticas efecto boomerang

0
0

Hay personas a las que les encanta tergiversar la verdad o criticar sin piedad a quien sea, con tal de conseguir beneficios propios. Poco les importa el daño que hacen o cuanto destruyen, solo tienen un punto de mira: ellos mismos y no tienen ningún prejuicio o aprensión en bajar duramente la mano con una crítica infundada o acomodar una verdad, convirtiéndola en mentira, si eso los beneficia. Para peor, si hay oídos que se prestan solícitos a escuchar y asentir, sin preocuparse en buscar la verdad, la apuesta del difamador o difamadora crece y se multiplica porque sabe que existe campo fértil para apoyar sus mentiras.

Cuenta una historia que cierta vez Zeus hizo un toro, Prometeo un hombre, Atenea una casa y llamaron a Momo como juez. Momo, celoso de sus obras, empezó a decir que Zeus había cometido un error al no colocar los ojos del toro en los cuernos, a fin de que pudiera ver dónde hería y Prometeo otro al no suspender el corazón del hombre fuera de su pecho para que la maldad no estuviera escondida y todos pudieran ver lo que hay en el espíritu. En cuanto a Atenea, dijo que debía haber colocado su casa sobre ruedas para que, si un malvado se instalase en la vecindad, sus moradores pudieran trasladarse fácilmente a un lugar mejor. Zeus, enojado por la envidia de Momo, lo arrojó definitivamente fuera del Olimpo.

Lamentablemente a las personas envidiosas, criticonas de todo (menos de su accionar) y/o manipuladoras de la verdad con tal de beneficiarse, se las encuentra por doquier, siempre vigilantes y atentas al hacer del prójimo, para dictar cátedra de cómo vivir, pero sin predicar con el ejemplo. Son inquisidores celosos de los defectos y errores de sus semejantes, imponiéndoles normas de vida que ellos mismo no pueden o no saben cumplir… En una palabra: miran la paja en el ojo ajeno, sin quitarse ni un solo instante la viga de sus propios ojos…

Por eso jamás te preocupes de sus críticas sin fundamentos porque estas tienen ‘efecto boomerang’… El/la difamador/a las lanza al aire escandalizando oídos ajenos pero ten la seguridad de que, luego, el peso de la verdad y de los hechos hacen volver las criticas con más fuerza hacia atrás, golpeando con furia despiadada su boca y silenciando convenientemente su lengua. Quizás muchos trasnochados ya no lo vean (o no quieran) pero créeme que tu disfrutarás doblemente ese momento…

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *