Cruces en la frontera Norte hacia Canadá aumentan en julio

El número de personas que cruzaron sin autorización la frontera de Estados Unidos hacia Canadá aumentó de junio a julio, aunque permaneció muy por debajo del flujo de hace un año atrás.

Días atrás un informe revelaba que la inmigración ilegal a través de la frontera entre Estados Unidos y Canadá era objeto de preocupación por parte de las autoridades nacionales debido a que, si bien la cifra de cruces de inmigrantes en forma ilegal desde Canadá hacia Estados Unidos es relativamente pequeña, esta va en aumento.
Esta semana, sin embargo, se dio a conocer un informe acerca de los cruces ilegales desde Estados Unidos hacia Canadá, ya que el Departamento de Inmigración de Canadá señaló que la Real Policía Montada interceptó a 1,634 inmigrantes el mes pasado que provenían de Estados Unidos. Eso, según la inmigración canadiense, representa un aumento respecto a los 1,263 de junio, pero muy por debajo de los 3,134 que fueron detenidos en julio de 2017 o el récord de 5,712 en agosto del año pasado.
El Departamento de Inmigración de Canadá dice que la situación económica no es un argumento aceptado para solicitar asilo y que muchos que cruzan la frontera sin autorización no recibirán el permiso para quedarse.
La frontera que une a Estados Unidos con Canadá es la más larga del mundo. Tiene 8,891 kilómetros de extensión, de los cuales 5,061 km corresponden a límites terrestres y 3,830 km a acuáticos y, a lo largo de esta frontera, hay 111 puestos de cruce terrestre.
El aumento de cruces de inmigrantes desde Estados Unidos hacia Canadá comenzó el año pasado, poco tiempo después de que el gobierno del Presidente Donald Trump anunciara planes de retirar el estatus de protección temporal (TPS).
Muchos de los inmigrantes dicen que han dejado Estados Unidos por temor a ser deportados debido al aumento del control inmigratorio del gobierno y creyendo que Canadá les daría automáticamente la residencia, sin embargo han experimentado una dura realidad a su llegada ya que, de las 3,462 solicitudes cuyo proceso concluyó entre febrero de 2017 y marzo de 2018, sólo el 36% fueron aprobadas. El Departamento de Inmigración de Canadá dijo que 1,257 fueron rechazadas, mientras que otras fueron abandonadas o retiradas por otros motivos.
La frontera entre Estados Unidos y Canadá tiene algunas otras particularidades como, por ejemplo, que el límite entre ambos países no está solo demarcado con hitos, también está claramente señalada con una amplia franja deforestada de unos seis metros de ancho (tres metros hacia cada lado). Esta brecha es conocida como ‘La vista’ y se extiende sobre montañas, bosques o humedales a lo largo de toda la frontera. Fue creada con el fin de hacer físicamente visible la separación entre ambos países, sin dejar margen para las dudas.
El mantenimiento de esta brecha está en manos de la Comisión Internacional de Límites (IBC, por sus siglas en inglés), que fue constituida en 1908 con el objetivo específico de restablecer los hitos y puntos de referencia a lo largo de la frontera y trazar sus mapas desde el océano Atlántico hasta el océano Pacífico.

Leave a Comment