Home Uncategorized Cuando el destino nos alcance…
0

Cuando el destino nos alcance…

0
0

¿La ciencia y la fe están divorciadas? ¿Son una pareja que se llevaron bien un tiempo y ahora no se pueden ver? Desde Galileo a nuestros días parece que la incompatibilidad de caracteres entre una y otra ha marcado el principio del fin… y como todo buen divorcio qué se precie de tal, cada uno de los cónyuges trata de llevar agua a su molino primero y de conquistar para sí a la descendencia de ambos después. ¿Cómo? negando las virtudes del otro, maximizando los defectos de su oponente y minimizando sus virtudes… Típico caso de la psiquis y el comportamiento humano envuelto en un tema en el cual los únicos que pierden son sus descendientes o, en este caso, la raza humana…

Es tanta la pasión que se ha puesto por demostrar quién tiene la razón en el nacimiento del universo y la vida, que  parece imposible aceptar que haya un ser humano que crea en la ciencia y tenga fe al mismo tiempo o viceversa… o es uno o es otro…  Y, como la vida misma, ambos han sabido mantener la delantera y cautivar a sus descendientes en su momento.

Empezó ganando la fe, porque la Ciencia era rudimentaria… entonces la Fe cumplía el rol perfecto: daba explicación al universo y a la vida de forma sencilla y prometía como dádiva a quien creyera en eso, la vida eterna… mejor imposible… Todo parecía solucionado, pero la ciencia no se dio por vencida, su espíritu indómito y aventurero la hizo crecer, se preocupó y aprendió, mejoró, se educó y empezó a demostrar mediante su riguroso e “infalible” método científico que las verdades que pregonaba la Fe carecían de sustento y soporte y que todo su  conocimiento se basaba únicamente en la esperanza y la convicción.

A partir de allí ya no bastó con responder a las preguntas: “eso es un misterio de Dios…hay que tener fe”… la Ciencia daba la respuesta al misterio con lujo de detalles y eso la colocó rápidamente en el sitial de los elegidos….Cómos y porqués empezaron a ser disipados y el júbilo se apoderó de sus descendientes que se encandilaron porque creyeron que allí estaba la verdad de la vida y lentamente empezaron a cambiar de bando… Además la Ciencia ofrecía también una recompensa extra y era algo que siempre ha subyugado al ser humano: el creer que cada uno es su propio Dios y que las normas morales que pregonaba la Fe (y de las cuales estaban cansados porque eran muy rigurosas) no tienen por qué ser respetadas dado que el propio ser humano es el que impone sus reglas… El campo estaba entonces despejado para que la soberbia, el egoísmo y las ansias de poder que dominan al hombre afloraran en todo su esplendor…

¿Que hizo ante esto la Fe? Pues como estaba acostumbrada a ir incorporando otras creencias a la suya para ganar adeptos, sin importar el génesis que la llevó a ser la consentida de sus descendientes, quiso también pactar con su rival buscando la forma de que todo encajara como un mosaico, pero la Ciencia estaba envilecida por el poder logrado y no le dio su lugar a la Fe creyendo que ya no tendría cabida en la vida de sus descendientes…

Hasta aquí la trama parece la de una novela de esas que nos hacen llorar por las tardes… Hay buenos, malos, villanos, poder, dinero, corrupción y allá… muy lejano… está también el amor y la verdad que se unirán al final del último capítulo para sacar a flote un final feliz que conforme a todos…

¿Cuál es el final? Bueno eso no se lo vamos a contar porque si no ustedes  no van a seguir viendo este culebrón universal… pero les voy a brindar algunos adelantos…

Poco a poco los descendientes se van desencantando de la Ciencia porque, aunque responda los cómos y los porque y les de libertad para hacer lo que quieran, ante un problema difícil y sin solución ésta no les ofrece a su alma el confort y la esperanza que brinda la Fe. La Ciencia  los deja solos en ese momento y entonces los seres humanos claman a Dios (mediante la Fe) para que les de una nueva oportunidad…

Claro que la gran trama de fondo y lo que comenzará a reunir nuevamente a los dos grandes protagonistas de esta novela, dejando felices a sus descendientes es que, al analizar y ver que el Génesis de la Fe (cualquier similitud con el primer libro de la Biblia no es mera coincidencia) y las teorías de la Ciencia sobre el universo y la vida son, esencialmente, lo mismo…  la Ciencia se reconcilia con la Fe y entre ambos les brindan a los seres humanos todas las respuestas y confortabilidad espiritual que siempre habían estado buscando…. ¿Cuándo va a suceder eso? Cuando el destino nos alcance… (Si hasta suena bien para titulo de telenovela)…

tags:
Tab

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *