Home Editoriales De tal palo…
0

De tal palo…

0
0
Tab Machado
Tab Machado

‘De tal palo tal astilla’, ‘Conforme es el árbol así es el fruto’, ‘Hijo de tigre pintito’, son algunos de los muchos dichos o refranes populares que refieren a que los hijos suelen imitar las conductas de los padres o que la descendencia de una familia suele presentar las mismas aptitudes y actitudes que sus antecesores.

Por eso los mayores debemos de cuidar muy bien lo que hacemos, ya que somos el ejemplo de aquellos que nos preceden y debemos tener muy en cuenta que lo que se aprende con ejemplos jamás se olvida y que, para bien o para mal, luego se replica.

Esta semana quiero contarles un hecho que ejemplifica los refranes escritos líneas más arriba… ya que llena de satisfacción saber que hay niños en la actualidad que prefieren como regalo de cumpleaños servir a la comunidad, antes que recibir un regalo material para ellos.

Este ejemplo es el de Román Muniz Duran, hijo de Marbella Duran y, a su vez, nieto de la Concejal del Distrito 2 de Aurora, Juany Garza, quien hace algunos días atrás cumplió 9 años y, como celebración de su aniversario, pidió ir junto a otros amiguitos a empaquetar comida (bolsitas con arroz, vegetales deshidratados y sazón) para 1,296 niños de Filipinas.

Si tan solo este hecho es de por si remarcable, reconfortante para el alma y merecedor de este escrito les cuento que, además, a Román le gusta ir con su abuela a las reuniones del Concilio de la Ciudad y también acompañarla a diversos eventos comunitarios en los que se ayuda a crear una mejor sociedad. Si desde tan joven Román ha elegido el camino de servir al prójimo se debe al ejemplo que vive a diario en su familia y, sin dudas, al hecho de tener un corazón y un espíritu orientado hacia el bien de la humanidad.

Predicar con el ejemplo es el más poderoso estímulo, motivación y/o aliciente para que las personas sepan que lo que se dice con palabras se ratifica con los hechos y es por eso que la historia de Román se las cuento a Ustedes (así como anteriormente les narré las historias excepcionales de, por ejemplo, Irene Sendler, Jackie Robinson y Helen Adams Keller) con la esperanza de fomentar un futuro mejor para nuestra alicaída sociedad.

Si quieres… ¡puedes! Solo espero que, si has abandonado momentánea o completamente la esperanza de vivir en un mundo mejor y crees que ya no podemos cambiar el destino, los ejemplos que te voy dando desde esta columna, te inspiren y te devuelvan la confianza en ti mismo y en la humanidad. Por eso, pase lo que pase ¡No abandones! Afronta el reto de ir más allá de los que jamás has ido… vuelve a creer en ti y en quienes te rodean, luego persigue tus sueños con tal persistencia y fe, hasta que estos cedan ante ti y logres el éxito que tanto has buscado… Recuerda que tu éxito es el éxito de todos y es también el mejor ejemplo que podemos darle a los demás de que aún es posible un mundo mejor…

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *