Home Entretenimiento Botica De todo como en botica… Cocinar pescado sobre papel vegetal
De todo como en botica… Cocinar pescado sobre papel vegetal
0

De todo como en botica… Cocinar pescado sobre papel vegetal

0
0

La frase popular “hay de todo, como en botica”, suele aplicarse cuando en determinado lugar, más bien referido a una tienda, no falta nada de lo necesario o se presume que reúne todos los productos o remedios que pueden ser ofertados. Es por eso que, en esta página, encontrará todo lo imaginable, como en esos almacenes de ramos generales de antaño…

 

Cocinar pescado sobre papel vegetal

Pueden haber varias razones por las que sea una buena opción cocinar pescado sobre papel vegetal en una plancha o sartén, por un lado se realiza una cocción suave en un producto que es bastante delicado, además se evita que el pescado se pegue y también se puede cocinar sin añadir ninguna grasa. El Papel sulfurizado o papel de horno es un papel vegetal tratado químicamente (se le da un baño en ácido sulfúrico, de ahí el nombre) para tapar los poros de la celulosa y así hacerlo impermeable y para que, además, sea resistente a las elevadas temperaturas de un horno doméstico. Posee como principal característica que es antiadherente (los alimentos no quedan adheridos a su superficie), se emplea frecuentemente en la preparación culinaria de los alimentos que deben cocinar al horno como por ejemplo: galletas,  pizzas, pescados, etc.

 

Congelar huevos

Congelar huevos no es una de las prácticas más habituales en nuestra cocina, pero es una solución que le damos igual que a otros productos perecederos. Los huevos congelados bien envasados pueden conservarse varios meses, sólo hay que saber cómo hacerlo según la finalidad que tengan una vez los descongelemos para consumirlos. Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de congelar huevos es que debemos sacarlos de su cáscara, ésta se rompería a causa de la expansión del huevo en la congelación. Debemos introducirlos en un recipiente hermético teniendo en cuenta que debe quedar espacio libre por el mismo motivo, el volumen del huevo aumenta. Con el fin de evitar o minimizar que el congelado queme el huevo mostrando esa decoloración que se aprecia en algunos alimentos como la carne, conviene cubrirlos con film transparente.

Las claras congeladas, cuando se descongelan se presentan casi igual que cuando estaban frescas, sólo pierden un poco de su capacidad para montar. Pero las yemas, si se congelan tal cual, se endurecen.

Para congelar huevos que después se puedan usar con elaboración de huevos batidos, debemos batirlos ligeramente (sin que lleguen a espumar) antes de congelarlos. Para evitar que la yema se endurezca ofreciendo después una consistencia demasiado pastosa, es necesario adicionar con sal, azúcar o un componente ácido que impedirá que las proteínas de la yema se endurezcan, así cuando descongelemos los huevos, se conservarán fluidos y en buen estado para cocinar y combinarlos con otros ingredientes.

Lo ideal es saber el destino de los huevos antes de congelarlos, así, si vamos a utilizarlos para hacer bizcochos, magdalenas u otras elaboraciones dulces, al batir los huevos añadiremos azúcar en una proporción que dependerá del tamaño de los huevos. Si lo que queremos es utilizarlo para hacer tortillas u otros platos salados, añadiremos sal. Obviamente, deberemos marcar el recipiente de conservación indicando si son huevos dulces o salados, o si por el contrario los hemos acidificado.

Se calcula que por cada medio litro de huevo se deben añadir 5 gramos de sal, 15 gramos de azúcar o 60 mililitros de zumo de limón. Y finalmente, para descongelar los huevos conviene seguir las mismas pautas que con el resto de alimentos, pasándolos del congelador al frigorífico y dándoles su tiempo.

 

Dos trucos para enfriar una botella o una lata de bebida en pocos minutos

El primero se trata del truco del hielo y la sal. Si se ponen en un recipiente unos cubitos de hielo, agua y sal en una proporción que suele ser de una parte de sal por tres de hielo, se mezcla y se introduce la botella, se produce una reacción endotérmica ya que la sal necesita calor para disolverse en el agua y la toma de la botella, de modo que se invierten las temperaturas, la botella se enfría y el agua con hielo sube de temperatura.

Pero ¿qué hacer si no tenemos cubitos de hielo? Lo único que se necesita entonces es papel de cocina absorbente. Con él se debe envolver la botella o lata y se debe mojar lo suficiente como para que el papel quede pegado. Entonces es necesario introducir el envase de la bebida en el congelador, el frío actuará principalmente en el agua que contiene el papel de cocina, congelándola con mayor velocidad.

 

Para limpiar los cepillos de dientes

Conserve por más tiempo los cepillos de dientes sumergiéndolos en una solución de ¼ de taza de de agua y ¼ de taza de bicarbonato de sodio, déjelos remojando toda la noche, luego enjuáguelos bien antes de usarlo, puede hacer esto una vez cada semana o cada 15 días.

 

Kiwi beneficioso tanto para el desayuno como para la cena

El kiwi es una de las frutas más completas, y además de ser deliciosa está repleta de nutrientes. Contiene vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes, agua y es bajo en calorías y carbohidratos.

Es una de las grandes fuentes de vitamina C, posee el doble que la naranja, fruta generalmente relacionada con el aporte de esta vitamina. Por eso además de ser una fruta ideal para incluir tanto en el desayuno como en la cena aumenta las defensas del organismo ayudando a combatir virus y bacterias y prevenir gripes y resfriados.

Otros beneficios aporta el kiwi:

Cuida al corazón: sus nutrientes favorecen la salud del corazón ya que contiene potasio que regula la presión arterial y favorece la circulación sanguínea, fibra que reduce los niveles de colesterol malo y triglicéridos en la sangre y sus pepitas contienen ácido alfa-linolénico y el ácido graso omega-3, grandes protectores de la salud cardiovascular.

Cuida el sistema digestivo: es rico en fibra por lo que cuida al sistema digestivo, favoreciendo sus procesos y facilitando el tránsito intestinal. Mientras que regula la flora intestinal y elimina bacterias nocivas que se acumulan en el intestino.

Combate y previene la anemia: su alto contenido de vitamina C ayuda al organismo a absorber el hierro por lo que es recomendado consumir un kiwi luego de ingerir alimentos ricos en hierro para prevenir y tratar la anemia.

Posee propiedades antioxidantes: el kiwi tiene efecto antioxidante en el organismo ayudando a combatir los radicales libres que dañan las células y prevenir enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro.

Desintoxicar al organismo: sus nutrientes, principalmente su contenido de potasio ayuda al organismo a eliminar toxinas y desechos que no necesita.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *