De todo como en botica… Damiana para los problemas de riñón

La frase popular “hay de todo, como en botica”, suele aplicarse cuando en determinado lugar, más bien referido a una tienda, no falta nada de lo necesario o se presume que reúne todos los productos o remedios que pueden ser ofertados. Es por eso que, en esta página, encontrará todo lo imaginable, como en esos almacenes de ramos generales de antaño…

 

Papas fritas crujientes

Para que tus papas fritas queden muy crujientes, córtalas y mételas en agua salada por quince minutos, después escúrrelas, sécalas muy bien y fríelas en abundante aceite caliente. Quedarán riquísimas

 

Aprovechar los sobrantes de fruta

Aprovecha los sobrantes de fruta para hacer agua o utilízalos para preparar un rico entremés. Si no los vas a usar pronto, rocíales unas gotitas de limón para que no se oxiden y refrigéralos.

 

Descongelar alimentos

Si quieres descongelar alimentos, no lo hagas sacándolos del refrigerador y poniéndolos a la temperatura ambiente, es mejor ponerlos en la parte más baja del refrigerador, descongelarlos en el microondas o en agua con hielos.

 

Galletas o cereal siempre crujientes

Si las galletas o el cereal se ablandaron por la humedad, sólo basta que los pongas 5 minutos a fuego medio en el horno para que vuelvan a estar crujientes.

 

Lechugas marchitas

Si tienes una lechuga que la ves muy marchita, no la tires, todavía puedes usarla, sumérgela en agua caliente, luego pásala a un recipiente con agua helada y un poco de sal o azúcar disuelta. Posteriormente sacúdela y refrigérala por una hora. Quedará increíble.

 

Aguacates en su punto

Si compraste aguacates que todavía no están maduros y deseas utilizarlos al día siguiente envuélvelos en papel china o periódico junto a frutas ya maduras, pero si quieres que estén maduros en un par de días, sólo déjalos a temperatura ambiente.

 

Conservar limones por más tiempo

Para conservar por más tiempo los limones ya partidos ponlos en un plato de vidrio boca arriba, cúbrelos con un vaso de vidrio y refrigéralos.

 

Mantener paquetes de harina, arroz y frijoles

Para mantener tus paquetes de harina, arroz, frijoles libres de gorgojos, coloca cerca de ellos hojitas de laurel. Si sólo utilizarás una cantidad del producto, cierra la bolsa haciéndole un nudo o con una liga, aunque también puedes vaciar el producto a un recipiente de vidrio o de plástico con tapa y una hojita de laurel adentro.

 

Cómo hacer que las velas duren más tiempo

Lo primero que tenemos que hacer para que las velas duren más tiempo es tenerlas limpias. Una forma muy rápida de hacerlo es sumergirlas en un cubo con agua fría y jabón neutro, enjuagar y secar. Y si no están muy sucias, un trapo en alcohol bastará. Después, para que las velas duren más tiempo, antes de utilizarlas, tenemos que guardarlas en el congelador. De esta forma, la cera se calentará más despacio y durará mucho más tiempo. En caso de que no entren en el candelabro, antes de introducirlas al congelador, las podemos poner en agua hirviendo en la zona que queremos decrecer y amoldarla al candelabro. Si echamos un poquito de sal gruesa alrededor de la mecha, evitaremos también que la cera se derrame.

 

Damiana para los problemas de riñón

La damiana (Turnera diffusa, también conocida como hierba de la pastora, hierba del venado, oreganillo, pastorcilla, crece en terrenos áridos de América tropical, Brasil, Bolivia, California y México) es una planta que puede ser utilizada con diferentes fines medicinales, uno de ellos es para los problemas de riñón. Si padeces de alguno de estos problemas, la damiana puede ayudarte a complementar naturalmente el tratamiento médico. Tradicionalmente, los pueblos indígenas americanos utilizaban la damiana como afrodisíaco natural. Pero, hoy día se conocen otras propiedades medicinales que pueden ser de gran utilidad para personas que sufren de problemas en los riñones. Una de las propiedades de la damiana se relaciona directamente con su efecto diurético sobre el sistema renal. Sus hojas contienen cafeína, ácido ascórbico, clorofila y aceites esenciales que estimulan al riñón para la producción de orina. De esta forma puedes eliminar toxinas que perjudican al organismo y evitar que estas estén retenidas en el cuerpo. Si sufres de retención de líquidos, cistitis, hipertensión arterial o formación de cálculos renales, estas propiedades pueden serte de mucha utilidad, ya que con el consumo de té de damiana puedes aumentar la diuresis.

Estos beneficios puedes obtenerlos de diversas formas: a través del consumo de su infusión, como extracto fluido, extracto seco o tintura. Pero para conocer exactamente cuánto consumir de esta planta, es aconsejable que consultes a tu médico, para evitar cualquier tipo de complicaciones en la salud, especialmente si estás embarazada o en etapa de lactancia. La damiana puede ser muy beneficiosa para los problemas de riñón, pero puede presentar ciertos efectos no deseados sobre la salud, especialmente si tienes problemas intestinales, o enfermedades cardíacas como taquicardia, arritmias o insuficiencia cardíaca.

Leave a Comment