Home Deportes Después del Mundial… Río 2016
Después del Mundial… Río 2016
0

Después del Mundial… Río 2016

0
0

Deportes- Rio 2016Cuando aún quedan algunos ecos del Mundial de Fútbol que brillantemente ganara la selección de Alemania, Brasil se prepara para un nuevo evento que envuelve al planeta entero: los Juegos Olímpicos a realizarse en Río de Janeiro en 2016.

Por Gustavo de los Campos

Días atrás fue divulgada la Matriz de Responsabilidades, un documento que engloba las obras y sus costos para el desarrollo de las distintas disciplinas deportivas. Como sucedió con el Mundial, los costos ya aumentaron respecto a las previsiones. La cifra revelada alcanza los 6.5 billones de reales, aproximadamente 3 billones de dólares. Del total, 4.2 billones de reales provienen de la iniciativa privada y 2.3 billones de la inversión pública.

La APO (Autoridad Pública Olímpica) también anunció que el 71 % de las obras ya fueron licitadas. Según Fernando Azevedo e Silva, presidente de la APO, las construcciones no corren peligro de atraso ya que el  Parque Olímpico, la Villa Olímpica y el Complejo Deodoro tienen sus trabajos realizados a buen ritmo.

Uno de los principales centros deportivo será un legado de la Copa del Mundo. El Estadio Maracaná será sede nuevamente de una final, esta vez del fútbol olímpico. Además, el legendario estadio servirá como palco de las ceremonias de apertura y cierre de los Juegos. Centralizadas en la turística zona oeste de la ciudad en la Barra de la Tijuca, las actividades serán mayoritariamente disputadas en esa región de Río de Janeiro, aunque también, por ejemplo, varios partidos de fútbol serán jugados en estadios fuera de Río, heredados del Mundial. Son los casos de los estadios Mineirão en Belo Horizonte, el Nacional de Brasilia, la Arena Fonte Nova en Bahía y la Arena San Pablo en la mayor ciudad del Brasil.

Los Juegos Olímpicos, así como el Mundial 2014, también han sufrido oposición a su realización y críticas diversas. Los mayores problemas se han debido al desalojo de algunas comunidades para la ampliación de los espacios a ser utilizados para el evento. Tres de esas comunidades, la Villa Recreo, la Armonía y la Restinga que estaban localizadas en el Recreo de los Bandeirantes, centro neurálgico de los Juegos; fueron removidas en algunos casos de forma forzada y con violentos enfrentamientos que llevaron al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a denunciar el hecho.

Los Juegos en Brasil ya han pasado también por momentos de dudas sobre su realización. Río de Janeiro venció la elección como sede sobre Madrid, la otra ciudad postulada a recibir el mayor evento deportivo del planeta. Como también sucedió con el Mundial, ha habido divergencias entre el Comité Olímpico Internacional, el local y el gobierno de Brasil.

John Coates, vicepresidente del COI, se quejó públicamente sobre atrasos en las obras, llegando a manifestar que “la preparación de Brasil es la peor que he visto”.  Durante el Mundial, trascendió que Coates se reunió con autoridades políticas de la ciudad de Madrid, alertando de la posibilidad de mantenerse a la expectativa ante la necesidad de un cambio urgente de planes por parte del COI.

El trascendido tuvo gran eco en la prensa de España y lógicamente en la brasileña. Sin embargo, hasta el momento, todo no pasa de trascendidos y Río de Janeiro continúa de brazos abiertos para recibir a los miles de deportistas y turistas de la misma forma que lo hizo el Mundial de Fútbol, con muchas dudas, a los tumbos en algunos momentos pero convencida que llegada la hora, el evento volverá a transformarse en un éxito.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *