Home Editoriales Disfruta cada segundo de tu vida
0

Disfruta cada segundo de tu vida

0
0
Tab Machado
Tab Machado

Guiados por el instinto de poseer, ostentar y lucir, el ser humano cada día deja su vida corriendo desaforadamente tras conquistas materiales, olvidándose por completo que lo esencial de la felicidad no es acopiar descontroladamente, sino disfrutar con alegría, gozo y sencillez aquello que tiene entre sus manos y a quienes lo rodean. Una cosa es tener en la vida el fuego sagrado de querer superarse a sí mismo para crecer como ser humano y otra muy distinta es que, poseídos por la ambición de poder y ostentación, el hombre despierte un apetito voraz por la conquista material ya que ese deseo de poder absoluto lo llevará,

irremediablemente, a una carrera sin fin porque quien ambiciona más de lo que puede atesorar y disfrutar, vive con insatisfacción permanente y destruye por completo su espiritualidad…

Cuenta una historia que un grupo de profesionales, todos triunfadores en sus respectivas carreras, se juntó para visitar a su antiguo profesor. Pronto la charla devino en quejas acerca del interminable ‘stress’ que les producía el trabajo y la vida en general. El profesor les ofreció café, fue a la cocina y pronto regresó con una cafetera grande y una selección de tazas de de porcelana, plástico, vidrio y cristal. Algunas eran  sencillas y baratas, otras decoradas, unas caras, otras realmente exquisitas y de muchísimo valor. Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y se sirvieran un poco del café recién preparado.

Cuando lo hubieron hecho, el viejo maestro se aclaró la garganta y con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo diciendo: “se habrán dado cuenta de que todas las tazas que lucían bonitas y mas grandes se terminaron primero y quedaron pocas de las más sencillas y baratas, lo que es natural, ya que cada quien prefiere lo mejor para sí mismo. Ésa es realmente la causa de muchos de sus problemas relativos al ‘stress’”.

Mientras el grupo lo miraba con mucha atención el profesor prosiguió diciendo: “les aseguro que la taza no le añadió calidad al café. En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos. Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores y, después, se pusieron a mirar las tazas de los demás. Ahora piensen en esto: la vida es el café. Los trabajos, el dinero, la posición social, etc. son meras tazas, que le dan forma y soporte a la vida y el tipo de taza que tengamos no define ni cambia realmente la calidad de vida que llevamos. A menudo, por concentrarnos sólo en la taza, dejamos de disfrutar el café y este se enfría irremediablemente”.

El profesor finalizó diciendo: “La gente más feliz no es la que tiene más, ni lo mejor de todo, sino la que hace lo mejor con lo que tiene así que, pues, recuérdenlo: vivan de manera sencilla, tengan paz, den amor y actúen generosamente. Sean solidarios y solícitos, hablen con amabilidad, respeten a sus semejantes y recuerden que la persona más rica no es la que tiene más, sino, la que necesita menos… En una palabra disfruta tu café y olvídate de la taza que lo contiene, no sea cosa que se enfríe”…

Aprende a disfrutar de los logros que consigues y busca superarte siempre en la vida para crecer como ser humano y no para ostentar tus bienes frente a los demás. Recuerda que la codicia, la avaricia y la jactancia son venenos poderosos que amargan tu vida y terminan destruyendo tu espiritualidad… Como dijo el filósofo, ensayista y poeta Ralph Waldo Emerson: “El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene”.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *