¿Donde está la felicidad?

 

Carlos Rojas

Carlos Rojas

Gracias por estar aquí en nuestra cita semanal, leyendo Ultimas Noticias. El mundo tiene o tenemos derecho a todo lo que queramos, pero debemos reflexionar y poner los pies sobre la tierra. Y, aunque tengamos la libertad de hacer lo que sea, debemos buscar la felicidad donde creamos que está, porque podemos vivir sin límites pese a la adversidad. Nuestras emociones se desbordan por todas partes y de diferentes maneras y eso es bueno, solo que tenemos que saber controlarlas porque sin freno esas emociones son peligrosas.

Buscamos el placer en todas las áreas y eso es muy bueno, pero siempre luchamos para un solo lado y nos llenamos de todo lo que queremos: modas, belleza, cultura, aromas y mucho más. Eso no es malo porque aun teniéndolo todo llega el momento crítico de sentir un vacío en nuestro ser ¿por qué? Porque nos hemos preocupado solo por la parte material y hemos abandonado la parte espiritual y no estoy hablando de religión, no, porque lo que realmente necesitamos no está en ninnguunna parte, está en nuestro interior, tenemos que alumbrar y llenar de energía a nuestro espíritu…

¿Ha visto o conoce gente que se cree tienen todo y se sienten vacíos? A esa gente le falta luz a su espíritu y repito esa luz no tienen que ir a buscarla a  nniingunnna parte… esa luz está dentro de cada uno de nosotros, solo medite cada día cinco minutos y encenderá su switch para encontrar esa luz… y no le dé pena o vergüenza…

La felicidad y el bienestar es para usted y su entorno… todo se puede lograr. Tenemos que dejar el lamentable relajamiento de las buenas costumbres que creemos nos hacen bien o que nacen de nuestros civilizados países, como la fórmula civil o religiosa del matrimonio que en alguna forma se ha convertido en un permiso oficial para fornicar unos cuantos días y después viene el divorcio. Y eso lo sabemos  muy bien porque lo hemos visto y escuchado muchas veces y en muchas parejas, que se casan hoy y se divorcian mañana. Ahora en lugar de decir: “Vamos a dormir juntos”, simplemente decimos “Vamos a casarnos “

El mundo sigue buscando la felicidad… recuerde que ya le dije dónde está. Hay gente que se han casado una, dos, tres, cuatro y hasta más veces ¿en busca de qué?  ¿Por qué no encuentran lo que buscan?

Realmente la gente confunde la pasión con el amor. La pasión es un veneno que engaña la mente y el corazón… El hombre apasionado cree firmemente que está enamorado, la mujer apasionada podría hasta jurar que está enamorada ¡Imagínese que gran distancia!

Los apasionados sueñan el amor, le cantan al amor pero jamás han despertado al mundo del amor. Ellos no saben que es el amor, solo sueñan con él y creen estar enamorados, gran error, porque cuando la pasión ha sido plenamente satisfecha solo queda la cruda realidad y entonces ¿qué sigue? Ahí viene el divorcio y otra vez como dijera el arriero, vuelve la burra al trigo.

Existen millones de parejas enamoradas, perdón mejor dicho apasionadas, porque enamoradas es muy difícil encontrarlas. Es urgente disolver el Yo para fabricar alma, porque solo el alma sabe amar verdaderamente, el alma se robustece y fortifica con el fuego del Espíritu Santo. Es bueno saber que el fuego del Espíritu Santo es amor. Es bueno saber que el fuego del Espíritu Santo es el Kundalini del que hablan los Indostanes. Solo este fuego puede abrir las siete iglesias del alma, solo este fuego puede llenar el alma de poderes ígneos, quien no entienda esto puede perder su alma pero nadie se alarme veamos para los lados y nos daremos cuenta de que nunca es tarde. Los apasionados no saben de estas cosas, en ellos solo es importante satisfacer sus deseos y luego divorciarse

¡Pobres gentes, son dignos de piedad! Así que, coce, recoce y vuelve a recocer tu barro y tu agua, que para cuando tu barro vuelva al barro y tu agua se evapore, quede tu ánfora de salvación y estarás encontrándote con la felicidad… busquémosla ahora que todavía hay sol…

Leave a Comment