El 18 de abril será la audiencia sobre la Acción Ejecutiva del Presidente Obama

La Suprema Corte de Justicia fijó para el lunes 18 de abril una audiencia dentro del proceso de revisión de la Acción Ejecutiva del Presidente Barack Obama.

Finalmente la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos fijo la fecha del lunes 18 de abril para escuchar los argumentos en la demanda sobre la constitucionalidad de las órdenes ejecutivas del Presidente Obama que beneficiarían a casi cinco millones de inmigrantes sin estatus migratorio que viven en el país.

Apenas conocida la fecha dada por parte de la Corte Suprema, el Presidente de la Cámara de Representantes, el Republicano Paul Ryan, anunció que buscaría mostrar la disconformidad de la Cámara Baja con el plan migratorio del Presidente Obama, votando sobre si debe presentarse ante la Suprema Corte un documento denominado “Amicus Curiae”.  “Este es un paso extraordinario. De hecho, nunca se ha hecho antes”, aseguró Ryan.

El Amicus Curiae (amigo de la corte o amigo del tribunal) es una expresión  utilizada para referirse a presentaciones realizadas por terceros ajenos a un litigio, que ofrecen voluntariamente su opinión frente a algún punto de derecho u otro aspecto relacionado, para colaborar con el tribunal en la resolución de la materia objeto del proceso. La información proporcionada puede consistir en un escrito con una opinión legal, un testimonio no solicitado por parte alguna o un informe en derecho sobre la materia del caso. La decisión sobre la admisibilidad de un Amicus Curiae queda, generalmente, entregada al arbitrio del respectivo tribunal.

A su vez, esta semana, líderes del Partido Demócrata también dijeron que presentarán ante la Suprema Corte la misma figura legal (Amicus Curiae) pero en este caso para apoyar la acción tomada por el Presidente Obama. Un total de 39 senadores y 186 representantes, entre ellos los líderes del partido en ambas Cámaras, Harry Reid (Nevada) y Nancy Pelosi (California), aseguraron que el escrito apoyará a la Administración en el caso.

La Acción Ejecutiva firmada por el Presidente Obama ofrece, a quienes califiquen, una oportunidad para mantenerse temporalmente en el país durante tres años, siempre y cuando aprueben una revisión de antecedentes y paguen impuestos. Pero no podrán contar con un camino a una eventual ciudadanía y no podrán ser elegidos para recibir beneficios legales o programas de salud.  En Estados Unidos viven aproximadamente 11 millones de inmigrantes sin estatus migratorio, según los cálculos del Gobierno, de los cuales la mayoría son latinoamericanos y, más de la mitad, mexicanos.

La Acción Ejecutiva del Presidente Obama, que estudiará la Corte Suprema, amplía el programa de DACA cuyo objetivo es evitar la deportación de jóvenes indocumentados que llegaron de niños al país y crea un nuevo programa de Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA). Quiénes se podrían beneficiar de esta medida son los padres de niños nacidos en Estados Unidos o que sean residentes legales y que sus padres estén en el país desde antes del primero de enero de 2010.

La Corte Suprema probablemente de un veredicto sobre este tema hacia el inicio del verano. Si la Corte aprobase la Acción Ejecutiva los programas entrarían en vigor antes de que Obama deje la Casa Blanca.

Leave a Comment