Home Tema Central El acontecimiento astronómico de la década: No te pierdas el gran eclipse solar del 21 de Agosto
El acontecimiento astronómico de la década:  No te pierdas el gran eclipse solar del 21 de Agosto
0

El acontecimiento astronómico de la década: No te pierdas el gran eclipse solar del 21 de Agosto

0
0

El lunes 21 de Agosto se va a producir un eclipse solar total. Se ha denominado a este acontecimiento como el “Gran Eclipse Americano” porque será visible por completo solamente dentro de una banda a través de Estados Unidos. La última vez que un eclipse solar  total se pudo ver en todos los estados contiguos fue durante el eclipse del 8 de Junio de 1918.

Un eclipse solar ocurre cuando la Luna se interpone entre La Tierra y el Sol, ocultando total o parcialmente la imagen del Sol desde la Tierra. Un eclipse solar total se produce cuándo el diámetro aparente de la Luna es mayor que el del Sol, bloqueando todos los rayos de sol directo, convirtiendo el día en oscuridad. La totalidad del eclipse se ve únicamente en una estrecha franja de la superficie de la Tierra, siendo visible el eclipse parcial en una región circundante de miles de kilómetros de ancho.

Este eclipse es el 22º de los 77 miembros de Saros serie 145, que también produjeron el eclipse del 11 Agosto de 1999. Los miembros de esta serie están aumentando su duración. El eclipse más largo de esta serie se producirá el 25 de Junio de 2522, con una duración de 7 minutos y 12 segundos.

El eclipse total tendrá una magnitud de 1.0306 y será visible desde un estrecho pasillo a través de Estados Unidos. Se verá por primera vez desde tierra en EE.UU. poco después de las 10:15 a.m. PDT en la costa del Pacífico de Oregon, entonces avanzará hacia el este por Salem, Casper, Lincoln, Ciudad de Kansas, Nashville y finalmente Charleston. El eclipse parcial será visible durante más tiempo, empezando poco después de las 9 a.m. PDT en la costa del Pacífico de Oregon.

¿Por qué es tan especial?

El último eclipse solar que pudo verse en Estados Unidos fue en 1979, pero no fue total: la luna no cubrió totalmente el sol. Si te pierdes el de este próximo Lunes, 21 de Agosto, tendrás que esperar entonces hasta 2024 para ver otro similar. Menos del 30% de los eclipses solares son totales y, teniendo en cuenta que la Luna se aleja de la tierra unos 30 cm al año, a la larga los eclipses solares totales dejarán de producirse.

Importancia histórica de los eclipses

Existen numerosas referencias históricas de este tipo de fenómenos en distintas épocas y culturas. Así constan documentados eclipses en el año 709 a. C. en China o en el 332 a. C. en Babilonia. El eclipse solar más antiguo del que existe constancia sucedió en China el 22 de Octubre del año 2137 a. C. y, al parecer, costó la vida a los astrónomos reales Hsi y Ho, los cuales no supieron predecirlo a tiempo.

Los eclipses de Sol y Luna han representado mucho para el desarrollo científico. Fueron los griegos los que descubrieron el período Saros que les permitió predecir eclipses. Por otra parte, Aristarco de Samos (310 a. C.-230 a. C.) determinó por primera vez la distancia de la Tierra a la Luna mediante un eclipse total de Luna. Hiparco (194 a. C.-120 a. C.) descubrió la Precesión de los equinoccios basándose en eclipses lunares totales cerca de los Equinoccios y en unas tablas para el Sol y mejoró la determinación de la distancia de la Tierra a la Luna realizada por Aristarco. Kepler propuso usar los eclipses de Luna como una señal absoluta para medir la longitud geográfica de un lugar sobre la Tierra.

Hacia 1695 Edmond Halley, comparando observaciones contemporáneas con registros históricos de antiguos eclipses, sugirió que la Luna se ha estado acelerando gradualmente en su órbita. Unos años más tarde Richard Dunthorne cuantificó el efecto en diez segundos de arco/siglo^2 en términos de la diferencia de longitud lunar. Hoy es sabido que lo que realmente está sucediendo es una ligerísima disminución en la velocidad de rotación de la Tierra. Durante siglos, el fenómeno de fricción de marea ha ido ralentizando la velocidad de rotación de la Tierra tal que la duración del día ha ido aumentando a un ritmo de 2,3 milisegundos cada siglo.

Durante el siglo XIX se produce un gran avance en espectroscopia que permite descubrir el helio en el Sol y Einstein resuelve el enigma del excesivo avance del perihelio de Mercurio y la curvatura de la luz cerca del Sol. Los eclipses del Sol son una brillante confirmación de la Teoría de la Relatividad

Recomendaciones para ver un eclipse

Un eclipse es un fenómeno natural interesante, sin embargo puede poner en riesgo la vista del observador si no se toma los cuidados necesarios para apreciar el fenómeno. Ver por tiempo prolongado directamente el Sol puede provocar quemaduras en la retina y ceguera permanente. Hay formas de apreciarlo sin comprometer la vista del observador:

Observación directa:

  • Filtro solar o gafas especiales, garantizados por el fabricante. De acuerdo con el Instituto de Astrofísica de Canarias, el cristal oscuro de soldador número 14, que puede adquirirse en ferreterías, puede proteger adecuadamente la vista durante unos segundos. Los filtros caseros o gafas comunes no deben utilizarse nunca por el peligro que conllevan para los ojos humanos.

Observación indirecta:

  • Proyección a través de un agujero pequeño: se perfora un agujero diminuto, con la ayuda de un alfiler, en una hoja de cartón. Se hace pasar la luz solar a través del agujero y se proyecta sobre una hoja de papel o una superficie lisa.
  • Proyección con telescopio: es una de las mejores técnicas para observar un eclipse. Se hace pasar la luz del Sol a través del telescopio y se proyecta sobre una superficie lisa. Se pueden observar algunos detalles de la superficie solar. Es recomendable utilizar los lentes de menor aumento, ya que producen imágenes más grandes y generan menos calor, protegiendo así el instrumento.
  • Las reacciones de los animales: los animales son muy sensibles a este fenómeno.? En la etapa de oscurecimiento los animales de hábitos diurnos se preparan para dormir, mientras que otros reaccionan con nerviosismo. Durante el punto máximo la mayor parte de los animales hace silencio.
  • Sombras: durante el punto de máxima ocultación se alteran las sombras de forma perceptible

Recuerda que las medidas de obligado cumplimiento en toda observación solar son

  • No mirar jamás directamente al Sol.
  • No mirar jamás directamente al Sol a través de gafas oscuras, películas veladas, radiografías o cristales ahumados con una vela.
  • No mirar jamás directamente al Sol a través de lentes, lupas, oculares, gemelos, prismáticos, telescopios ni demás aparatos de ampliación de imágenes.
  • No mirar jamás directamente al Sol a través del visor de las cámaras fotográficas, ni siquiera aún cuando ésta sea del tipo réflex, salvo que se disponga de un filtro adecuado y nunca más de un minuto seguido.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *