Home Uncategorized El chupacabras
0

El chupacabras

0
0
El Chupacabra
El Chupacabra

Las leyendas urbanas son fábulas populares que corren de boca en boca como si fueran ciertas…

Se dice que el chupacabras existe en México, en Puerto Rico y en algunas zonas de América del Sur. También se tienen reportes y avistamientos en el condado de Calaveras, California. Fue avistado por primera vez en la década de 1960 en los Andes bolivianos y llegó a alcanzar la popularidad en la década de 1990.

Sus orígenes y descripciones físicas son diversos y se contradicen unos con otros de acuerdo al lugar donde se presume se ha avistado esta entidad. La descripción popular es que sería una criatura

 

pequeña (de 1 m de altura o menor tamaño), que presentaría piel verdusca y escamosa, ojos grandes y saltones y cabeza ovalada. Esta vaga descripción coincide con otro ser de la mitología contemporánea, los pequeños seres alienígenas grises.

También se le atribuye un rostro canino de grandes ojos y colmillos y tobillos largos como los de un canguro. Además presentaría una estructura corporal humanoide un tanto encorvada con una hilera de espinas dorsales y, a veces, se le otorgan un par de alas similares al murciélago que sobresalen en su lomo. Poseería afilados colmillos y se dice que también tendría una especie de filamento bucal que succiona la sangre de sus víctimas y en ocasiones sus órganos. Además poseería garras como extremidades.

Las descripciones de esta criatura varían, y nadie ha producido evidencia indisputable de su existencia, aunque hay gran variedad de anomalías animales halladas en las dos Américas.

Los animales muertos, presuntamente por el ataque del chupacabra, no presentan sangre en sus cuerpos y presentarían como heridas un solo agujero a diferencia de otros depredadores que en su mayoría, destrozan el cadáver.

Comúnmente ningún animal reacciona alarmado o presentan algún tipo de resistencia y faltan huellas del animal atacante o si se presentan son escasas similares a las de un canido de gran tamaño, algunas de las cuales presentan una prolongación en forma de talón. También llama la atención que estas pisadas se encuentran a diferentes distancias (4 a 5 metros), indicando que poseerían una gran habilidad para saltar.

Algunas teorías a favor de su probable origen dicen que es una entidad extraterrestre  que llegó por accidente o deliberadamente a localidades rurales en muchos lugares de América. También se dice que es una entidad demoníaca que fue liberada en la tierra como castigo de los pecados humanos o un experimento científico. Algunos creen que es una mutación o un capricho de la naturaleza al igual que también nacen corderos con 5 patas o pollos con dos cabezas, etc.

La leyenda del Chupacabras, comenzó en 1992, cuando periódicos de Puerto Rico comenzaron a divulgar las matanzas de muchos tipos de animales diversos, tales como pájaros, caballos y cabras. En ese tiempo era conocido como ‘El Vampiro de Moca’ puesto que algunas de las primeras matanzas ocurrieron en la pequeña ciudad de Moca.

Al principio se sospechó que las matanzas fueron hechas aleatoriamente por algunos miembros de un culto satánico, eventualmente estas matanzas se comenzaron a dar alrededor de la isla y muchas granjas divulgaron pérdidas de vida animal. Las matanzas tenían un patrón en común: cada uno de los animales encontrados muertos tenían uno o dos agujeros pinchados alrededor de sus cuellos.

Supuestos testigos reportaron avistar una figura pequeña color verde oscuro, alrededor de las áreas de las matanzas, dando a la policía, la sensación de que los chupacabras podían ser una figura extraterrestre.

Poco después de darse a conocer mundialmente las muertes animales en Puerto Rico, otras muertes animales comenzaron a ser reportadas en otros países, tales como República Dominicana, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Perú, Brasil, Estados Unidos y más notablemente en México. En Puerto Rico y México el Chupacabras ganó estatus de leyenda urbana.

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *