Home Uncategorized El Cubo de Rubik
0

El Cubo de Rubik

0
0
cubo de rubik
cubo de rubik

El mundo ha cambiado y la tecnología se ha adueñado de los juegos infantiles, dejando en el baúl de los recuerdos pasatiempos que eran diversión para las generaciones anteriores. A través de esta serie de notas vamos al rescate de aquellos juegos tradicionales…

El cubo de Rubik (o cubo mágico, como se lo conoce en algunos países) es un rompecabezas mecánico inventado por el escultor y profesor de arquitectura húngaro Ernö Rubik en 1974. Se trata de un conocido rompecabezas cuyas caras están divididas en cuadros de un mismo color sólido cada una, los cuales se pueden mover. El objetivo del juego consiste en desarmar la configuración inicial en orden y volverla a armar.

Se ha estimado que más de 100 millones de cubos de Rubik o imitaciones han sido resueltos a lo largo del mundo entero. Su mecanismo sencillo sorprende tanto desde el punto de vista mecánico, al estudiar su interior, como por la complejidad de las combinaciones que se consiguen al girar sus caras. El cubo celebró su aniversario número 25 en 2005 por lo que una edición especial del mismo salió a la venta en la que la cara blanca fue remplazada por una reflejante en la que se leía “Rubik’s Cube 1980-2005”.

En el cubo típico, cada cara está cubierta por nueve caras de un color sólido. Cuando está resuelto cada cara es de un mismo color sólido. Sin embargo, el rompecabezas viene en cuatro versiones: “Cubo de bolsillo”, el “Rubik estándar”, “La venganza de Rubik” y el “Cubo del Profesor”.  Nuevos cubos  serán lanzados en Septiembre de 2008.

Historia

En Marzo de 1970, Larry Nichols inventó un rompecabezas similar a los conocidos cubos de Rubik y lo llamó “Rompecabezas con Piezas Rotables en Grupos”. El juguete de Nichols se sostenía usando imanes. Obtuvo una patente canadiense y posteriormente otra estadounidense el 11 de Abril de 1972, dos años antes de que Rubik inventara su cubo mejorado.

Rubik inventó su “Cubo Mágico” en 1974 y obtuvo una patente Húngara por el Cubo Mágico en 1975, pero no adquirió otras patentes internacionales. Los primeros productos de este invento salieron a la venta en 1977 en jugueterías de Budapest. El cubo mágico se unía por medio de piezas de plástico ensambladas entre sí, las cuales eran más baratas de producir que los imanes de Nichols. En septiembre de 1979 hizo un trato con “Ideal Toys” para llevar el Cubo Mágico a occidente y el juguete llegó por primera vez a las jugueterías fuera de Hungría en Febrero de 1980.

Después de su lanzamiento internacional el progreso del Cubo en las jugueterías occidentales se detuvo brevemente para que el juguete pudiera adecuarse a los estándares occidentales de seguridad y empaquetado. Un cubo más ligero se produjo e “Ideal Toys” decidió cambiarle el Nombre, el “El nudo gordiano” y “Oro Inca” fueron considerados pero la compañía finalmente se decidió por “El cubo de Rubik” y la primera entrega fue exportada de Hungría en Mayo de 1980. A raíz de la escasez del producto surgieron muchas imitaciones baratas.

Descripción

cubo de rubik
cubo de rubik

El invento, descendiente de un primer prototipo de sólo dos capas, es un tipo de rompecabezas consistente en un cubo en el que cada una de sus seis caras está dividida en nueve partes, 3×3, lo que conforma un total de 26 piezas que se articulan entre sí gracias al mecanismo de la pieza interior central, oculta dentro del cubo. El resto de las piezas es visible y se pueden observar tres tipos que no pierden su condición a lo largo de los múltiples movimientos que se realizan. Estas piezas son: 6 piezas centrales de cara, definen el color que corresponde a cada cara y mantienen siempre la orientación relativa entre ellas, son de un solo color. En el modelo original el color blanco estaba opuesto al amarillo, el rojo al naranja y el verde al azul. 12 piezas arista, se encuentran en los bordes y son de dos colores. 8 piezas vértice, se encuentran en las esquinas y son de tres colores.

Las piezas del primer tipo están fijadas a la pieza central oculta, mediante unos tornillos o remaches y permiten únicamente el giro en sus 360 grados, dando lugar al giro de toda una cara, arrastrando con ello todas las piezas que se encuentran a su alrededor. Los otros dos tipos no tienen más fijación que su propio diseño, lo que permite que giren alrededor de las primeras de una forma sorprendente.

Número de combinaciones posibles

Podemos combinar entre sí de cualquier forma todos los vértices del cubo lo que da lugar a una infinidad de posibilidades. Con las aristas pasa lo mismo, es decir, que podemos combinarlas como se desee, lo que da lugar a más posibilidades que se suman a las anteriores, pero la permutación total de vértices y aristas debe de ser en total par lo que nos elimina la mitad de las posibilidades. Por otra parte, podemos rotar todos los vértices como queramos salvo uno sin cambiar nada más en el cubo. La orientación del último vértice vendrá determinada por la que tenga los otros siete y esto nos crea 3elevado a la séptima potencia de posibilidades. Igual debe ocurrir con las aristas, es decir, pues aparecen 2 elevado a la onceava potencia de posibilidades más. En total tendremos que el número de permutaciones posibles en el Cubo de Rubik es de: 43.252.003.274.489.856.000 es decir cuarenta y tres trillones doscientos cincuenta y dos mil tres billones doscientos setenta y cuatro mil cuatrocientos ochenta y nueve millones ochocientos cincuenta y seis mil permutaciones posibles… Sin dudas un juego para no aburrirse nunca…

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *