El Departamento de Seguridad Nacional anunció el fin del TPS para los hondureños

El Departamento de Seguridad Nacional, anunció el fin del TPS para 55,000 hondureños que tienen plazo para salir del país hasta enero del 2020. Honduras era el segundo país con más inmigrantes amparados al programa de Estatus de Protección Temporal.

El Departamento de Seguridad Nacional finalmente anunció el fin del Estatus de Protección Temporal para los inmigrantes hondureños que viven en Estados Unidos y les dio plazo, para favorecer una transición ordenada, hasta enero de 2020 para regresar a su país o buscar el modo de regularizar su situación migratoria.
La decisión del gobierno de acabar con el TPS para Honduras fue anunciada luego de haber evaluado las condiciones sobre el terreno y haber concluido que existe una ‘notable’ mejora en las circunstancias que provocaron su implementación del TPS debido a la devastación provocada por el huracán Mitch, y, por tanto, se debe acabar con ese permiso.
El huracán Mitch fue uno de los ciclones tropicales más poderosos y mortales que se han visto en la era moderna, teniendo una velocidad máxima de vientos sostenidos de 290 km/h. Mitch pasó por América Central del 22 de octubre al 5 de noviembre (en la temporada de huracanes en el Atlántico) de 1998. También causó miles de millones de dólares en pérdidas materiales. El entonces presidente Bill Clinton otorgó en 1999 el TPS a los hondureños que ya estaban en Estados Unidos debido a la destrucción causada por el huracán.
El comunicado del Departamento de Seguridad Nacional ha determinado que la “interrupción de las condiciones de vida en Honduras por el huracán Mitch, que sirvió de base para su designación del TPS, ha disminuido a tal grado que ya no debería ser considerado sustancial”.
“Tal y como lo exige el estatuto aplicable, la designación actual de TPS debe finalizar”, concluye la notificación.
El TPS no abre ninguna vía para la residencia permanente ni ningún otro estatus de regulación migratoria, de manera que la decisión del Gobierno obliga a sus beneficiarios a volver a Honduras, buscar otras vías de residencia o convertirse en indocumentados.
Para continuar protegidos por el TPS hasta su eliminación en 2020, los hondureños tendrán que renovar en los próximos meses los permisos que les permiten vivir y trabajar en Estados Unidos.
El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) calcula que, en total, unos 86,000 hondureños se beneficiaron del programa desde su inicio en 1999, aunque el Gobierno hondureño estima que, actualmente, 55,000 personas siguen amparadas por ese permiso.
El gobierno del presidente Juan Orlando Hernández lamentó la decisión de Estados Unidos de cancelar el Estatus de Protección Temporal a los casi 60,000 hondureños que desde hace 19 años residían en el país amparados en el programa.
En Estados Unidos hay más de 1.1 millón de hondureños de los cuales al menos 10% envía más de 4.200 millones de dólares anuales en remesas familiares. La cifra representa casi una sexta parte del Producto Interno Bruto de Honduras, de 26.000 millones de dólares al año.

Leave a Comment