El domingo pasado en el CID Los niños celebraron su día con alegría y mucha diversión

 

Los niños de Melrose Park  celebraron y disfrutaron su día en el Centro de Integración y Desarrollo (CID).

Con juegos, diversión, música y regalos, casi 500 niños y adultos del área celebraron en el CID de Melrose Park el tradicional Día del Niño, que es un día consagrado a la fraternidad y a la comprensión entre los niños y destinado a actividades para la promoción del bienestar y de los derechos de los infantes de todo el mundo.

Es por eso que la Alcaldía de Melrose Park y el Instituto Norteamericano para el Progreso del Mexicano (NAIMA), con la colaboración de la Melrose Proviso Soccer League, FEDEJAL, The Necahual Foundation y los patrocinadores: Melrose Park Chamber of Commerce, Aracely’s Bakery y Los Comales Melrose Park, programaron una celebración especial para los niños de Melrose Park y ciudades circunvecinas en el estacionamiento del Centro de Integración y Desarrollo (CID), titulada ‘Se tu propio héroe’.

Las familias disfrutaron plenamente de una jornada de alegría y entretenimiento para regocijo de los más pequeños que se divirtieron con el payaso, las rifas y premios, pudiendo apreciar también un carro de policía, un camión de bomberos y una ambulancia, además de colorear, jugar soccer y subirse al tradicional brincolin. Durante el evento, además, se entregaron reconocimientos a los niños de la clase de español y a los adultos de las clases de computación que se imparten en el CID.

La celebración del Día del Niño es universal y fue instituida por la Organización de Naciones Unidas (ONU) que celebra el Día Universal del Niño el 20 de noviembre para conmemorar la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y de la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989.

En México se celebra a la niñez el 30 de abril desde el año 1924 cuando el Presidente, Álvaro Obregón decretó tal fecha como día del niño. Todo comenzó desde la “Declaración de Ginebra de 1924” o Declaración de los Derechos del Niño, que indicaba que los hombres y mujeres de todas las naciones, reconocían que la humanidad debe dar al niño lo mejor de sí misma, donde lo declaran y aceptan como deber, por encima de toda consideración de raza, nacionalidad o creencia.

Leave a Comment