Home Editoriales El fin… ¿Justifica los medios?
El fin… ¿Justifica los medios?
0

El fin… ¿Justifica los medios?

0
0
Tab Machado
Tab Machado

¿Te ha pasado alguna vez de descubrir que alguien, buscando sacar provecho para sí mismo, haya buscado el amparo de terceros contándoles una verdad distorsionada de ti con el solo fin de sentir que su causa es justa?  Y cuándo lo has descubierto ¿has salido a aclarar la situación porque has sentido que se ha lesionado tu dignidad?

Si la respuesta es positiva seguro que habrás tenido muchos malos ratos y, quizás, aun así fue imposible aclarar todo con todos… Pero piensa esto: si Jesús, que su prédica fue el amor y partió el tiempo de la humanidad en dos, tuvo detractores… ¿qué podemos esperar nosotros que ni siquiera nos acercamos mínimamente a su estatura y sus preceptos? Por eso, cuando alguien habla mal de ti, lo importante para tu alma y tu dignidad lastimada es tener en cuenta que tu verdad es la que te va permitir dormir tranquilo a pesar de sentir injusta la situación…  Siempre he escuchado la frase bíblica “la verdad os hará libres” y he aquí una buena oportunidad para darle un sentido personal.

Seguramente el primer impulso de una persona cuando se entera de que alguien habla de él a los demás, con una verdad distorsionada, es salir a aclarar, comentar, contrarrestar y explicar. Incluso muchos podrían, en su afán de equilibrar la balanza y volcarla a su favor decir otras verdades (tal vez también distorsionadas) pero… ¿Quién ganaría al final? Seguramente las terceras personas que tendrían como almuerzo y cena suculentos platos de chismes que simplemente digerirían con placer, tomando aun así partido por lo que les importa, interesa o creen que es verdad…

Claro que me surgen acá nuevas preguntas: ¿Creen Ustedes que las personas que escucharon la primera versión y no se dieron tiempo a buscar la verdad, sino que tomaron como válido lo escuchado, valen la pena? Si incluso ya les dejaron de hablar por creer algo sin escuchar descargos ¿Creen que es importante para Ustedes que conozcan la verdad?  ¿Para qué aclarar con quien no se tomó el trabajo de indagar, de saber, de escuchar tu posición? ¿Son realmente de fiar esas personas y vale la pena luchar por su consideración?  Como dije anteriormente “la verdad os hará libre” y eso al final es lo único que importa, no lo que digan los demás…

Solo restaría decir que, cuando escuches un comentario de terceras personas, averigua, indaga, pregunta, discierne. Jamás te quedes con media verdad… Recuerda siempre que es tan condenable y criticable aquel que juzga y toma parte en un litigio conociendo solo la versión de una parte, como el que urde la vil mentira para ganar su favor…

 

 

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *