El gobernador Bruce Rauner pidió a la Asamblea General de Illinois que reinstale la pena de muerte

El gobernador de Illinois, Bruce Rauner, pidió a la Asamblea General que reinstale la pena de muerte en el estado para los responsables de asesinatos múltiples y de agentes del orden público.

La propuesta del Gobernador Rauner de reinstalar la pena de muerte en el estado para los responsables de asesinatos múltiples y de agentes del orden es parte de una iniciativa de seguridad pública que sienta precedentes y que el gobernador reveló en un veto modificatorio (AV) del proyecto de la Cámara de Representantes HB 1468 que también insta a los legisladores a: ampliar el período de espera de 72 horas para la entrega de todas las armas compradas, que en la actualidad solo aplica a solo un tipo de arma. La prohibición del mecanismo de las armas de fuego conocido como “bump-stock” que hace que el gatillo dispare todos los cartuchos automáticamente. Autorizar órdenes de restricción para desarmar a personas peligrosas. Hacer que los jueces y fiscales sean más responsables haciendo que expliquen, en el expediente, por qué se reducen los cargos en los acuerdos de declaración de culpabilidad para los delincuentes violentos en casos de armas de fuego. Y liberar los ingresos locales para contratar oficiales de recursos y trabajadores de salud mental, para ayudar a intervenir y prevenir la violencia de los estudiantes antes de que ocurra.
“La violencia armada ha sacudido a la nación y a nuestro estado”, dijo el Gobernador Rauner. “Este es un enfoque responsable del problema, que ayudará a garantizar la seguridad de nuestros niños, nuestros policías, nuestras familias y nuestras comunidades en Illinois”, añadió.
“Pocos crímenes son más atroces que los asesinatos deliberados de niños y de policías”, dijo más adelante el Gobernador Rauner. “No propusimos la pena de muerte a la ligera. Tuvimos que equilibrar la necesidad de seguridad y, al final, queríamos dejar muy claro que no tenemos tolerancia para tales atrocidades en Illinois”.
La última ejecución en
Illinois fue en 1999
El mensaje del gobernador a la Asamblea General se conoció al divulgarse los vetos que interpuso a la ley HB 1468, que esperaba su firma desde el 15 de marzo pasado y entre los que figura la creación de una nueva categoría de homicidio: “death penalty murder” (Pena de muerte por asesinato). Esta categoría se aplicaría a personas mayores de 18 años responsables de la muerte de policías o de dos personas o más.
Estos homicidas deberán ser condenados por jurados “sin lugar a dudas”, en lugar de “más allá de una duda razonable”, que se requiere actualmente para la culpabilidad en otras ofensas criminales. “Queremos elevar las exigencias porque reconocemos las preocupaciones legítimas que plantea la pena de muerte y la posibilidad de injusticias o condenas equivocadas”, agregó.
La propuesta cumple con la promesa del Gobernador Rauner de entregar un paquete completo de seguridad pública como respuesta a los asesinatos en masa en Parkland, FL, el invierno pasado.
La última ejecución en Illinois fue la de Andrew Kokoraleis, en 1999. En el 2000 el entonces gobernador George Ryan declaró una moratoria sobre las ejecuciones, ante la evidencia de que más de una docena de prisioneros condenados a muerte eran realmente inocentes.
Posteriormente, en marzo de 2011, el gobernador Pat Quinn promulgó una ley que puso fin a la pena capital en el estado y, al mismo tiempo, conmutó las sentencias de 15 condenados por cadena perpetua. Los quince condenados encarcelados en el Centro Correccional Pontiac, de máxima seguridad, fueron distribuidos en otras prisiones del estado.
La ley enmendada volvió a la Asamblea General, que tendrá que decidir si acepta los cambios o anula el veto del Gobernador para que pueda entrar en vigor.

Leave a Comment