Home Uncategorized El hombre polilla
0

El hombre polilla

0
0
El hombre polilla
El hombre polilla

Las leyendas urbanas son fábulas populares que corren de boca en boca como si fueran ciertas…
En 1966 en Point Pleasant (Virginia Occidental), después de una oleada de avistamientos OVNIS, fue observado este extraño ser alado. El hombre-polilla fue visto por primera vez

(aunque existe otra versión) el 12 de Noviembre de 1966 en las proximidades de Cleudenin. Una escuadrilla de hombres que realizaban reparaciones en el interior del cementerio afirmaron haber visto pasar por encima de ellos y volando a baja altura a “un ser humano de color gris”, no un pájaro sino que un hombre con alas.

En la noche del 14 al 15 de noviembre, un par de jóvenes matrimonios, los Scarberry y los Mallette paseaban alegremente en automóvil cerca del sector conocido como “área TNT”, una zona de antiguos depósitos militares de explosivos usados durante la segunda guerra mundial. Recorrían el sector sin mayores preocupaciones cuando pudieron observar al margen del camino a una criatura de unos 2 metros de altura, con dos alas plegadas a la espalda y que les miraba atentamente con un par brillantes ojos de color rojizo.

Roger Scarberry viró en dirección de la carretera principal y aceleró el vehículo lo más que pudo, alcanzando rápidamente los 100 kilómetros por hora, los ocupantes aterrorizados vieron como el extraño ser comenzaba a seguirles desde las alturas, pero sin batir sus alas, como si contara con un motor de propulsión. Les siguió hasta la misma entrada del pueblo, los testigos afirmar haber oído un agudo grito proveniente de la criatura. Cuando relataron lo sucedido a la policía, se ordenó una exhaustiva búsqueda en el “área TNT”, pero nada extraño fue encontrado.

El hombre polilla
El hombre polilla

El día 16, también en las inmediaciones del antiguo depósito militar, Marcella Benett asegura haber visto al monstruo: “Lo vi entre las sombras, era como si se hubiese estado arrastrando en el piso y lentamente fue poniéndose de pié, de color gris y mucho más alto que un hombre, con dos terribles ojos rojos”.

Al igual que los matrimonios de las noches anteriores, Bennett atribuyó poderes hipnóticos a la mirada de ese par de ojos rojos. La noticia no tardó en difundirse y rápidamente Point Pleasant se convirtió en el foco de atención de muchos “caza-monstruos”, que armados recorrieron una y otra vez los sitios señalados por los testigos sin encontrar absolutamente ningún indicio del hombre-pájaro. Pero éste no había desaparecido aún.

El 25 de Noviembre, en un campo de cultivos, Thomas Ury pudo ver, a las 7,15 de la mañana cuando se dirigía a su trabajo, una figura humana de color grisáceo, elevándose verticalmente desde el suelo y abalanzándose contra el auto. Ury aterrorizado aceleró, pero la bestia lo estuvo siguiendo y circunvalando el vehículo, como si estuviese jugando, durante varios kilómetros.

Pilotos pertenecientes a la base militar cercana de Galípolis, el día 4 de diciembre tuvieron “el placer” de observar al monstruo maniobrando y planeando sobre el río, pudieron calcular que iba a unos 100 metros de altura y a casi 100 kilómetros por hora, le siguieron en sus aviones con la intención de fotografiarle pero no pudieron ya que el ser desapareció en uno de sus movimientos cerca de un espeso bosque.

Según los reportes y testimonios recopilados se puede deducir que el hombre-polilla es una criatura que mide entre 2 mts y 2,5 mts de estatura, de color gris o café oscuro, con forma humana, posee un par de ojos de intenso brillo, de color rojo y con poderes hipnóticos, éstos estarían situados donde un hombre normal tendría los hombros. Las alas se recogen en su espalda y cuando se usan  alcanzarían una longitud de 3mts extendidas.

Los avistamientos ocurrieron todos en Noviembre y Diciembre de 1966, después de esta fecha no se ha reportado ningún caso que tenga relación con este extraño ser. Nadie pudo entonces, ni ha podido después, tener la respuesta a este extraño suceso.

¿Qué clase de animal, ser humano o máquina voladora pudo ser esta criatura? ¿Será acaso producto de la naturaleza o invención humana? ¿Que podría haber buscado en una abandonada bodega? Tal vez nunca lo sepamos…

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *