Home Editoriales El hombre y su reino
El hombre y su reino
0

El hombre y su reino

0
0
Carlos Rojas
Carlos Rojas

Suerte grande y placer especial volvernos a encontrar aquí por este medio que semanalmente nos une, Ultimas Noticias. Gracias por leernos y la interrogante ahí está, yo creo que el hombre es un rey y por ende es dueño y tiene un reino que no ha conocido y cuanto hemos escuchado aquello de: “hombre conócete a ti mismo y conocerás a los dioses” porque según los sabios, el hombre es un reino perfecto y según el Apocalipsis es una ciudad…

Bueno, no os inquietéis… el hombre como mundo pequeño “microcosmos” es comparado a una ciudad capital rodeado de una fuerte y poderosa muralla: llamada piel.  Tiene fuertes cimientos, el esqueleto, los huesos. Elegantes edificios… la carne y los músculos. Calles simétrica que son las arterias y casas comerciales que son las fuerzas receptoras y emisoras. También muchos habitantes que son los átomos y caminos trazados como sistemas circulatorios. Comercios abiertos que son la experiencia y fábricas industriales que son las fuerzas para el crecimiento

Tiene un rey, el raciocinio o razón que emana del corazón. Un ministro que es la fuerza pensadora en el cerebro central. Un correo, la imaginación en la frente y noticieros que son los cinco sentidos. Además un cajero que es la memoria, el subconsciente, un traductor como el verbo en la lengua y un anotador que es la mano… En la ciudad hay, asimismo, habitantes malos y buenos… los defectos y las cualidades.

Ahí están los trabajadores y sus 7 fuerzas…la atracción, la afinidad, la retención, la digestión, la repulsión, el crecimiento, la nutrición y la visualización…

Cuando la razón es fuerte, todas las dependencias del alma la obedecen. Y como criaturas de Dios las fuerzas del alma tienen jerarquías que obedecen a las superiores que rigen a lo inferior.

Por ejemplo, la pasión es dominada por la cólera…la cólera tiene que obedecer a la razón  y la razón debe ser iluminada por la Luz de la gran Ley, todo esto para conseguir el equilibrio y que no reine la confusión….en este caso el ministro y el pensador, deben ayudar al rey en su administración, eliminando los deseos bajos y viles. Ya comentamos que en la ciudad hay gente Buena y gente Mala, los cuales buscan el desequilibrio y van contra la razón, mientras que las virtudes son el dominio personal, el altruismo y el amor que buscan la paz y el equilibrio… Por eso el Rey o la Razón deben desoír a los malos y atender a los buenos,….esta autoridad debe trabajar en bien de la ciudad o sea en pro del reino…..tenemos que usar nuestro poder de voluntad contra los malos llamando a las fuerzas superiores, educar a los que pueden ser educados y a los rebeldes eliminarlos según la razón…….

Y la lucha seguirá en la gran ciudad con los tres hombres….Uno que no obedeció y que fue herido y apresado por sus vicios. Otro que obedeció y reinó sobre su mundo y otro que a veces obedece y otras desobedece, este hirió y fue herido, venció y fue vencido y según sus esfuerzos, llegará a la conquista o a la derrota…

¿Cree usted que hay males necesarios? porque en el hombre habitan tres fuerzas enemigas y sin las cuales no puede viajar. La imaginación, la cólera y el deseo… Por ejemplo, la imaginación va adelante como heraldo para guiarle y defenderle; pero esta es tan ignorante que muchas veces mezcla la mentira con la verdad y, aun más, convierte la injusticia en equidad y así, con todo esto y más… el hombre es un rey en su reino.

Gracias por leer ULTIMAS NOTICIAS y ojalá sigamos caminando juntos.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *