El mes pasado fue el tercer junio más cálido en 124 años de registros históricos

Las altas temperaturas continúan golpeando fuertemente a Estados Unidos y el mes pasado se convirtió en el tercer junio más cálido en 124 años de registros históricos.

Según un informe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) señala que estamos a mediados de 2018 y Estados Unidos ya ha experimentado desastres climáticos por valor de seis mil millones de dólares. Estos incluyen cuatro tormentas severas y dos tormentas invernales que fueron responsables de 36 muertes combinadas y causaron daños significativos y costosos.
La temperatura promedio de junio en Estados Unidos fue de 71.5 grados F (3.0 grados arriba de la media), por lo que es el tercer mes de junio más cálido en los 124 años de registros históricos.
Temperaturas más cálidas se extendieron a lo largo de la parte baja de Estados Unidos, pero temperaturas cercanas e inferiores a la media prevalecieron en el Noroeste y Noreste, según los científicos de los Centros Nacionales de Información Ambiental (NCEI) de NOAA.
La precipitación promedio para junio fue de 3.08 pulgadas (0.15 pulgadas por encima del promedio), que se ubicó cerca de la mitad de los libros de registro histórico. Partes de Estados Unidos experimentaron inundaciones significativas, con áreas del Medio Oeste registrando precipitaciones muy por encima del promedio. Algunas partes del Oeste y del Sur registraron precipitaciones inferiores a la media.
La temperatura promedio de Estados Unidos para el año hasta la fecha (enero a junio) fue de 49,4 grados F, 1,9 grados por encima de lo normal. Es hasta ahora el 14° año más cálido jamás registrado, con un promedio de precipitaciones de 15.78 pulgadas (0.47 de pulgada por encima del promedio).
Eventos climáticos más
notables del mes:
• Lluvias implacables. La lluvia y las inundaciones fueron la gran noticia del mes pasado. El 22 de junio, 7.61 pulgadas de lluvia cayeron en Richmond, Virginia, con 4.09 pulgadas en solo una hora. Las inundaciones repentinas afectaron áreas de Minnesota, Michigan y Wisconsin, arrasando carreteras y estableciendo récords de picos altos de los ríos.
• La sequía aumentó. Poco menos del 30 por ciento de Estados Unidos estaba en sequía desde el 3 de junio, un 3,3 por ciento desde fines de mayo. Las condiciones secas empeoraron en partes del Oeste, las llanuras, el Noreste y en Puerto Rico. Sin embargo, la sequía mejoró un poco en otras áreas de las Planicies, el Medio Oeste y la costa de Texas.
• Incendios forestales en el Oeste. Las condiciones cálidas y secas desencadenaron numerosos, grandes y destructivos incendios forestales en todo el Oeste, incluso en Alaska, California y Colorado. Se reportaron más de 50 incendios forestales en Alaska y las condiciones cálidas y secas desencadenaron grandes incendios en el Noroeste de Estados Unidos.

Leave a Comment