El misterio de las civilizaciones antiguas desaparecidas sin dejar rastro

La historia nos cuenta de pueblos, culturas y civilizaciones que a lo largo de la historia han desaparecido misteriosamente sin dejar rastros… Las conjeturas y explicaciones de dichas desapariciones han sido muchas: desde desastres naturales o guerras imprevistas a algunas más inverosímiles como viajes interestelares o cambios a otras dimensiones. Lo único cierto es que la ciencia aun no ha podido descubrir fehaciente e irrefutablemente que ha pasado con ellas. A partir de esta semana te contamos algunas de esas muchas desapariciones inquietantes.

Misterios Mitos y Leyendas- Los mayas 1Los Mayas. Tradicionalmente, ha sido uno de los misterios más intrigantes de la historia, aunque en los últimos tiempos han surgido diversas teorías. Los Mayas fueron una civilización mesoamericana desarrollada que destacó en América por su escritura glífica, el único sistema de escritura plenamente desarrollado del continente americano precolombino, así como por su arte, arquitectura y sistemas de matemática y de astronomía. Se desarrolló en la región que abarca el sureste de México y que corresponde a los estados de Yucatán, Campeche, Tabasco, Quintana Roo y la zona oriental de Chiapas, así como la mayor parte de Guatemala, Belice y la parte occidental de Honduras y El Salvador. Esta región se compone de las tierras bajas del norte que abarca la península de Yucatán, las tierras altas de la Sierra Madre que se extiende por el estado mexicano de Chiapas, el sur de Guatemala hasta El Salvador y las tierras bajas del sur en la llanura litoral del Pacífico.

Aunque hay teorías recientes que aducen la conjunción de diversos factores para la desaparición de la brillante cultura mesoamericana Maya, un estudio publicado por científicos propone tres sequías prolongadas que aceleraron su decadencia. El pueblo maya vivía en un hábitat desértico con lluvias irregulares, por lo que desarrollaron una amplia variedad de canales, reservas y otros sistemas para almacenar el agua. Los períodos sin precipitaciones tuvieron lugar en 810, 860 y 910 y duraron aproximadamente una década cada uno. Los investigadores hallaron algunas pruebas de esta catástrofe ambiental en los sedimentos de la Fosa de Cariaco, en el norte de Venezuela, que registran las estaciones húmedas y secas del pasado.

Según otros investigadores los Mayas terminaron desforestando y destruyendo el paisaje natural que los rodeaba y, con el cual, habían vivido en armonía durante años. Además, la gran sequía dificultó aún más la obtención de alimentos y los Mayas empezaron a desaparecer. Es probable que esto fuera la causa del éxodo que protagonizó esta cultura y que dejó a sus, alguna vez, pobladas ciudades completamente vacías. Es importante resaltar que, a diferencia de otras sociedades, aún hay sobrevivientes de esta civilización, sin embargo el motivo por el que los mayas perdieron su poder y sufrieron una disminución de tal magnitud en su población aún es un misterio. Otras versiones más esotéricas hablan de un legado extraterrestre y su posterior viaje a las estrellas.

Un libro: ‘Ancient Aliens in Australia’, formula la hipótesis de que los mayas tuvieron algún tipo de contacto con una civilización extraterrestre la cual pudo haberlos modificado para que obtuvieran grandes cantidades de dmt en la sangre. El libro propone que esta civilización fue influenciada por extraterrestres de las Pléyades, quienes genéticamente habrían intervenido para aumentar la conciencia de este pueblo. La teoría se correlaciona con otra propuesta de que los aborígenes australianos son el eslabón perdido y provienen, según su propia mitología, de las estrellas. Según Bruce Fenton, el centro de la tesis es que seres de las Pléyades jugaron un papel primordial en el desarrollo del Homo Sapiens Sapiens. “Mi parte favorita de mi trabajo fue la hipótesis de que híbridos humanos pleyadianos en Palenque tenían altos niveles de DMT endógeno en la sangre, por esto su sangre era considerada una ofrenda sagrada y una llave para abrir dimensiones espirituales. Por lo que sé está idea nunca ha sido propuesta antes para explicar porque los Señores Mayas (algunos de los cuales podrían haber sido híbridos) eran los únicos que tenían sangre apropiada para los rituales”, señaló el autor.

TOSHIBA Exif JPEG

TOSHIBA Exif JPEG

Los Cahokia. Acá quizás los sorprendamos un poco… los Cahokia se encuentran inmersos dentro la llamada cultura del Mississippi que fue una cultura calcolítica de Norteamérica que floreció en el medio oeste, el este y el sudeste de Estados Unidos aproximadamente entre los años 800 y 1550. Esta cultura nació en el valle del río Mississippi  (del cual toma su nombre). Casi todos los emplazamientos mississipianos son anteriores a 1539 (cuando Hernando de Soto exploró el área) y se han descubierto muy pocos artefactos de esta cultura, lo que indica que la misma desapareció casi completamente antes de tomar contacto con los europeos. Cahokia es el mayor yacimiento relacionado con la cultura Mississipiana y fue el centro donde se desarrolló una avanzada sociedad. Recibe su nombre de un cacicazgo de la poderosa Confederación Illinois que llegó a la zona hacia el 1600. Cahokia podría significar “Gansos Salvajes” o “Ciudad del Sol”. Se establecieron cerca de East St. Louis, Illinois y Cahokia fue posiblemente la primera y sin duda el más grande e influyente de los centros de la cultura Mississipiana.

El pueblo Mississipiano fue casi con certeza de donde descendieron la mayoría de las naciones indígenas americanas que vivieron en la misma región histórica. La mayor parte de los pueblos de la región hablaban lenguas de las familias muskogui y siux, aunque también caddo e iroquesas. Los pueblos históricos y modernos que se cree han descendido de la cultura misisipiana extendida son los Alabama, Apalachee, Caddo, Cherokee, Chickasaw, Choctaw, Creek, Guale, Hitchiti, Houma, Kansa, Missouri, Mobilian, Natchez, Nación Osage, Quapaw, Seminole, Tunica-Biloxi, Yamasee y Yuchi.

Cahokia tenía métodos arquitectónicos y agrícolas muy sofisticados, por lo que los arqueólogos no pueden explicarse por qué sus residentes abandonaron la ciudad. Se piensa que lo hicieron debido a la sequía y la agitación social, pero no hay nada concreto que se pueda decir sobre la desaparición de dicha cultura.

Los habitantes no dejaron registros escritos y no se conoce el nombre original del lugar. “Cahokia” es el nombre de una tribu de los illiniwek que vivía en la región cuando los primeros exploradores franceses llegaron, en el siglo XVII, mucho después del abandono de Cahokia. No se sabe con certeza qué grupos nativos actuales pueden ser los descendientes de los pobladores de Cahokia, pero los Osage se consideran a sí mismos descendientes de los caahokianos.

En un principio, Cahokia contaba con 120 montículos de tierra, pero hoy día, tras años de explotación agropecuaria y expansión urbana, solo quedan 80, de los cuales 68 están ubicados en un yacimiento arqueológico de 890 hectáreas.

Desde 1925, Cahokia está protegida como Sitio Histórico del estado de Illinois y en 1982, la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad por su relevancia en el estudio de las primeras etapas de la historia norteamericana.

 

 

Leave a Comment