Home Uncategorized El misterio del último vuelo de Amelia Earhart
0

El misterio del último vuelo de Amelia Earhart

0
0
Amelia Earhart
Amelia Earhart

¿Quién no ha escuchado alguna vez historias extrañas que dicen haber ocurrido en nuestros propios pueblos? Las leyendas urbanas son fábulas populares que corren de boca en boca como si fueran ciertas…

En los últimos días hemos visto la puesta en escena de una película dirigida por Mira Nair y actuada por Hilary Swank, Richard Gere, entre otros,

que narra  la vida de la piloto Amelia Earhart. En esta edición le traemos su historia convertida en leyenda, a raíz del misterio que rodea su último vuelo.

A principios del siglo XX, la aviación era una asombrosa y a veces temeraria aventura. En 1908, cuando Amelia Earhart vio por primera vez un avión que se elevaba entre las nubes, quedó fascinada. Amelia Earhart fue pionera en el nuevo mundo de la aviación y en 1932 pasó a la historia como la primera mujer que cruzó el Océano Atlántico en un vuelo solitario.

Amelia Earhart nació en Atchison (Kansas) el 24 de julio de 1897. En 1908 vio volar un avión por primera vez; los hermanos Wright habían conseguido volar un aeroplano por primera vez en 1903. Earhart fue enfermera voluntaria durante la primera Guerra Mundial y más tarde asistió a la Universidad de Columbia; pero su verdadera pasión era volar. Abandonó sus estudios para poder trabajar y costear las lecciones de vuelo.

Aprendió a volar en Los Ángeles y en 1928 se convirtió en la primera mujer que voló a través del Océano Atlántico. Voló con Wilbur Stuntz y Louis Gordon, el avión se llamaba “Amistad”. Escribió un libro sobre su vuelo y más tarde se casó con su editor, George Putnam.

En 1932 cruzó sola el Océano Atlántico en un solo vuelo. Comenzó a conocérsela como la “Primera Dama del Aire”. Fue la primer mujer que recibió la Gran Cruz de Vuelo y la primera que voló desde Honolulú, Hawaii, hasta Estados Unidos. Fue la primera, también, en volar de una punta a la otra del país.

En 1937 intentó dar la vuelta al mundo. Era su mayor ambición. Fred Norman fue su copiloto. Volaron en un bimotor Electra Lockheed 10 – E. El primer intento de Amelia Earhart casi terminó en tragedia ya que reventó un neumático cuando el avión carreteaba y quedó seriamente dañado.

Una vez reparado su Electra, partieron de Miami rumbo al Este la mañana

Los epicos vuelos de Amelia Earhart
Los epicos vuelos de Amelia Earhart

gris del 12 de junio de 1937. Su avión estaba bien provisto con balsas de goma y otros dispositivos de seguridad: el equipo suficiente de supervivencia para enfrentar cuasi cualquier eventualidad.

Earhart voló rumbo Sudeste desde Miami hasta Sudamérica, luego siguió hasta África, de allí fácilmente llegó a la India y cruzó hasta Batavia.

Antes de arribar a Honolulú, la Isla Howland sería la última escala, un punto minúsculo en el océano y un aterrizaje difícil para cualquier piloto. El 2 de junio de 1937, el guardacostas norteamericano de la isla recibió este radiomensaje: “Debemos estar sobre ustedes, no podemos verlos, estamos agotando el combustible, no podemos comunicarnos por radio…”

El avión desapareció cuando completaba la penúltima etapa antes de concretar en California la hazaña que Earhart siempre había soñado. En los días siguientes tuvo lugar una de las más grandes búsquedas de la historia de la aviación. Participaron hombres, barcos y aviones de tres naciones, así también aviones japoneses. El operativo costó U$D 1,000,000.

Desde el misterio nunca resuelto de su desaparición se fueron tejiendo miles de conjeturas y suposiciones que alimentaron y elevaron a categoría de leyenda una vida dedicada a vencer desafíos y a la superación personal. Algunos pensaron que los japoneses les dispararon creyendo que se trataba de una misión secreta espía, otros creen que se hallaban en un vuelo experimental en una misión extraordinaria y que al retornar cambiaron de identidad. Otros opinan que se quedó sin combustible sobre el Océano Pacífico y su avión se desintegro en el aire. Incluso hay quienes le atribuyen a los alienígenas el misterio de su desaparición…

Han pasado ya 72 años de la tragedia de su desaparición y aun hoy algunas personas todavía están investigando el caso. ¿Qué le sucedió a Amelia Earhart? Aún hoy su final no tiene ningún indicio fidedigno y todo entra en el plano de la suposición y miles de hipótesis se tejen sin que ninguna  determine la suerte corrida por Earhart, el piloto Noonan y el avión… En vida, Amelia regularmente enviaba cartas a George Putnam. En una de ellas escribió: “Por favor debes saber que soy consciente de los peligros, quiero hacerlo porque lo deseo. Las mujeres deben intentar hacer cosas como lo han hecho los hombres. Cuando ellos fallaron sus intentos deben ser un reto para otros”…

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *