Home Editoriales El mundo está de cabeza
0

El mundo está de cabeza

0
0
Tab Machado
Tab Machado

Si de algo me ha servido la globalización es para darme cuenta de que el mundo está, definitivamente, de cabeza. Mientras que en algunas partes del orbe los enfrentamientos armados son crueles y despiadados, el hambre destruye y mata a pueblos enteros, la analfabetización crece y cientos de personas mueren anualmente en la frontera tratando de abrirse paso hacia un futuro mejor, en otros puntos de la tierra deportistas firman contratos súper millonarios y cantantes y actores

tienen que andar con guardaespaldas para escaparle a sus fanáticos y a la prensa, armando tremendos escándalos en su vida privada, que son la comidilla de los programas de chismes de la televisión y las revistas del corazón, que exacerban el morbo de la gente hasta límites increíbles.

Es que la vida no da tregua y los claroscuros de la misma, muestran en forma indeleble, como el hombre magnifica lo fatuo y relega lo modesto y sencillo. Es como si hiciéramos un culto a lo banal e insignificante y dejáramos de lado  la profundidad de la vida…

En realidad, creo que el hombre ha entrado en una etapa de su evolución psicológica, en la que solo quiere ver y disfrutar de lo superficial de la vida, optando por dejar de lado lo trascendental de la misma.

Y en ese afán, se ha empeñado tanto el ser humano, que hoy tiene más trascendencia y gana muchísimo más dinero un deportista que un médico, un cantante que un arquitecto o un actor que un científico.

No hay lógica, piense un minuto… cientos de miles de millones de dólares  van a parar a manos de los primeros, cuyo máximo logro es simplemente entretenernos, mientras que los segundos no ganan ni por asomo la cantidad de dólares que los primeros y sin embargo nos brindan confort, salud, avances científicos, curas para enfermedades y un sin fin de beneficios mas, que aseguran comodidad y seguridad a nuestras vidas. Ah claro, pero los primeros nos muestran una vida que a la mayoría de la gente le gustaría vivir: lujo, fama, popularidad e idolatría. Mientras que los segundos ¿Que nos dan para agudizar el morbo?…absolutamente nada.

En el tercer escalón estamos nosotros, los humildes mortales, que trabajamos a destajo todo el día, ganando cifras irrisorias con respecto a los demás. Que nos beneficiamos con los avances que nos proporcionan los anónimos profesionales del segundo grupo, a quienes ignoramos completamente y contribuimos fuertemente para que los deportistas, actores y cantantes engrosen, aún más, sus abultadas cuentas bancarias, a cambio de un poco de entretenimiento y otro poco de morbo que despiertan sus escandalosas vidas privadas.

Pan y circo dirían en mi pueblo, aunque yo creo que en realidad lo que acabo de mencionar son las contracaras de la vida, que nos ha acercado la globalización…

tags:

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *