El Papa Francisco visita México

El Papa Francisco visita a México llevando su mensaje de paz y amor a la humanidad.

La visita del Papa Francisco a México se llevará a cabo a partir del viernes 12 hasta el miércoles 17 de febrero y contempla entre su agenda una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto y autoridades gubernamentales.

El jerarca de la Iglesia Católica celebrará además misas masivas en la Basílica de Guadalupe en Ciudad de México y en los municipios de Ecatepec, en el Estado de México y de San Cristóbal de las Casas, en el estado de Chiapas, con comunidades indígenas. También visitará Morelia donde tendrá un encuentro con jóvenes en el Estadio “José María Morelos y Pavón” y el programa de actividades de Francisco en México terminará con una visita a una cárcel y una misa en la fronteriza Ciudad Juárez desde donde cada año miles de personas buscan cruzar a Estados Unidos en busca de trabajo.

El lunes 8 de febrero, en el Hangar Presidencial del Aeropuerto de la Ciudad de México, Su Excelencia Mons. Christophe Pierre, Nuncio Apostólico en México y Mons. Eugenio Lira Rugarcia, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y Coordinador General de la visita del Papa Francisco a México, bendijeron cinco los papamóviles, así como los seis Fiat 500L, que transportarán al Papa en los recorridos que hará en México.

Participaron en la bendición el C.P. Héctor Mena Abascal, Director General del Grupo Continental Automotriz, quien estuvo acompañado de Héctor Mena Alisedo, Gerente de nuevos proyectos; el Ing. Bruno Cattori, Presidente de Chrysler México; y el Dr. Mariano Palacios Alcocer, embajador de México ante la Santa Sede.

El Papa Francisco envió un mensaje esta semana con motivo de su visita a México diciendo: “Queridos hermanos: Cuando ya falta muy poco para mi viaje a México, ¡estoy contento! Siento una gran alegría. Siempre tuve un recuerdo especial en mi oración por todos los mexicanos. Los llevo dentro de mi corazón, ahora podré visitarlos y pisar esa bendita tierra, tan amada de Dios y tan querida de la Virgen María.

Es posible que ustedes se pregunten: ¿Y qué pretende el Papa con este viaje? La respuesta es inmediata y sencilla: Deseo ir como misionero de la misericordia y de la paz; encontrarme con ustedes para confesar juntos nuestra fe en Dios y compartir una verdad fundamental en nuestras vidas: que Dios nos quiere mucho, que nos ama con un amor infinito, más allá de nuestros méritos, Quiero estar lo más cerca posible de ustedes, pero de modo especial de todos aquellos que sufren, para abrazarlos y decirles que Jesús los quiere mucho, que Él siempre está a su lado.

Me alegra saber que se están preparando para el viaje con mucha oración. La oración ensancha nuestro corazón y lo prepara para recibir los dones de Dios. La oración ilumina nuestros ojos para saber ver a los demás como los ve Dios, para amar como ama Dios. Les agradezco mucho que recen también por mí, pues lo necesito.

¿Quieren que les confíe otro de mis deseos más grandes? Poder visitar la casa de la Virgen María. Como un hijo más, me acercaré a la Madre y pondré a sus pies todo lo que llevo en el corazón. Es lindo poder visitar la casa materna y sentir la ternura de su presencia bondadosa. Allí la miraré a los ojos y le suplicaré que no deje de mirarnos con misericordia, pues ella es nuestra madre del Cielo. A ella le confío desde ahora mi viaje y a todos ustedes, mis queridos hermanos mexicanos. Que Jesús los bendiga y la Virgen santa los cuide”.

 

Leave a Comment