El Presidente Donald Trump cambió al Secretario de Estado y puso a una mujer a cargo de la CIA

El presidente Donald Trump anunció esta semana la partida de Rex Tillerson como Secretario de Estado, a quien sustituyó por el jefe de la CIA Mike Pompeo. Además, designó a Gina Haspel para encabezar la Agencia Central de Inteligencia, la primera mujer en dicho cargo.

El presidente Donald Trump, despidió el pasado martes al Secretario de Estado, Rex Tillerson, tras una serie de diferencias públicas y puso al frente de la diplomacia al Director de la CIA, Mike Pompeo. Trump, además, nombró a la subdirectora de la Agencia Central de Inteligencia, Gina Haspel, para remplazar a Pompeo.

“Mike Pompeo, director de la CIA, se convertirá en nuestro nuevo secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias a Rex Tillerson por su servicio! Gina Haspel se convertirá en nueva directora de la CIA, y la primera mujer así elegida. ¡Felicitaciones a todos!”, dijo Trump en Twitter.

Mike Pompeo es un ferviente defensor de Donald Trump y es de tendencia conservadora. Es un seguidor del Tea Party, que impulsa un giro a la derecha entre los republicanos desde hace años. Pompeo aportará al Departamento de Estado la disciplina de un egresado de West Point, la prestigiosa academia militar estadounidense, así como la experiencia política adquirida en cuatro períodos en la Cámara de Representantes, donde integró el Comité de Inteligencia.

Desde 2011, Michael Richard Pompeo fue diputado por Kansas en la Cámara de Representantes, antes de pasar a dirigir la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en 2017. Su designación fue aprobada entonces por 66 votos a favor y 32 en contra en el Senado. Nacido y educado en el sur de California, se graduó con la mayor calificación de su clase en la academia militar de West Point en 1986, especializado en ingeniería. Hizo el servicio militar durante cinco años (nunca en combate) y luego ingresó en la facultad de derecho de Harvard.

A su vez Gina Haspel, la nueva directora de la Agencia Central de Inteligencia, era la subdirectora de la CIA y es la primera mujer en ocupar dicho cargo. Haspel, quien ingresó a la CIA en 1985, ha sido jefa de diversos puestos de avanzada en el exterior y ha trabajado como agente encubierto la mayor parte de su carrera. Jugó un rol central en la puesta en marcha del programa extrajudicial tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 para encarcelar e interrogar a sospechosos de terrorismo, bajo la Administración Bush.

“Gina Haspel será la nueva directora de la CIA y la primera mujer escogida para ello”, afirmó el Presidente Trump, en su cuenta de Twitter.

Leave a Comment