El Presidente Donald Trump firmó decreto para no separar a familias migrantes

El presidente Donald Trump firmó esta semana un decreto que pone fin a la separación de familias cuando son detenidas cruzando ilegalmente la frontera.

El decreto ordena que las familias sean detenidas juntas y prioriza los procedimientos migratorios de padres con hijos, pero no termina con una política de “cero tolerancia” que exige el enjuiciamiento penal cuando los inmigrantes cruzan irregularmente la frontera.

“Se trata de mantener a las familias unidas, mientras que al mismo tiempo nos aseguramos de tener una frontera muy poderosa y muy fuerte”, dijo Trump al firmar el decreto en una reunión en la Casa Blanca.

La orden tiene el objetivo de mantener a las familias unidas mientras son detenidas, acelerar sus casos y pedirle al Departamento de Defensa que ayude a hospedar a los grupos familiares.

El presidente Donald Trump había señalado a principios de esta semana que Estados Unidos no será un “campamento de inmigrantes” ni “una instalación para refugiados”. “No durante mi período presidencial”, añadió.

El mandatario expresó también que inmigrantes sin autorización en el país han causado “muerte y destrucción” y que “un país sin fronteras no es país”.

Trump ejemplificó su idea comparándola con la supuesta debilidad mostrada por la Unión Europea en materia migratoria. “Un gran error por parte de toda Europa es aceptar a millones de personas que radical y violentamente han cambiado su cultura”, tuiteó al respecto.

En concreto, citó el caso de Alemania, donde dijo que “el pueblo alemán está dando la espalda a sus gobernantes debido a que la inmigración está sacudiendo la débil coalición de Berlín” y agregó que “la criminalidad está subiendo”, pese a que las cifras demuestran que se ha reducido en los últimos años.

En otro mensaje en las redes, el Presidente preguntó: “¿Por qué los Demócratas no nos dan los votos para componer las peores leyes migratorias del mundo? ¿Por qué no se indignan por los asesinatos y crímenes causados por las pandillas y matones, incluyendo a la MS-13, que vienen a nuestro país de manera ilegal?”

La pasada semana, el Departamento de Seguridad Nacional dirigido por Kirstjen Nielsen confirmó la separación de cerca de 2,000 menores inmigrantes de sus familias en la frontera con México en un plazo de seis semanas, en el marco de la política de “tolerancia cero” con la inmigración ilegal, impulsada por el Presidente Trump. Estas acciones generaron una ola de rechazo entre la oposición Demócrata y grupos de defensa de los derechos de los inmigrantes.

De marzo a mayo de este año, más de 50,000 personas han sido detenidas por cruzar ilegalmente la frontera Sur. Aproximadamente el 15% de ellos llegan como familias y el 8% como menores no acompañados.

Leave a Comment