El presidente Donald Trump planea impulsar decreto para acabar con el derecho a la ciudadanía por nacimiento

El presidente Donald Trump señaló, esta semana, que planea impulsar un decreto para acabar con el derecho a la ciudadanía estadounidense de los niños nacidos en el país de padres no ciudadanos e inmigrantes indocumentados.

El Presidente Donald Trump planea abolir por decreto el derecho constitucional a la ciudadanía para todos los niños nacidos en el país de padres no ciudadanos e inmigrantes indocumentados, una polémica propuesta que fue lanzada a pocos días de las elecciones de medio tiempo.

El Vicepresidente, Mike Pence, respaldó la propuesta del presidente Trump de acabar con las leyes que conceden la ciudadanía a los nacidos en el país y alegó que es un asunto sobre el que nunca se ha manifestado el Tribunal Supremo.

El derecho a la nacionalidad estadounidense para todos los nacidos en territorio estadounidense está consagrado en la 14º Enmienda de la Constitución.  Para cambiar la Constitución en Estados Unidos se requiere una mayoría de dos tercios en el Congreso, algo impensable en un momento en que el país está muy dividido y hay poco consenso legislativo.

Trump dijo que había hablado con su asesor legal y que le habían notificado que podía realizar el cambio por su cuenta, en contra de la opinión de muchos expertos constitucionales.

Al ser consultado por las dudas sobre tales facultades presidenciales, el presidente dijo que: “definitivamente se puede hacer con una ley del Congreso. Pero ahora están diciendo que puedo hacerlo solo con un decreto presidencial”.

“Somos el único país del mundo donde, si una persona llega y tiene un bebé se convierte en ciudadano de Estados Unidos (…) con todos los beneficios”, afirmó. “Es ridículo, y se tiene que terminar”, agregó.

La Enmienda 14º permite que “todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos y sometidas a su jurisdicción sean ciudadanos de Estados Unidos y de los Estados en que residen”.

En 1898, el Tribunal Supremo de Estados Unidos reafirmó el derecho de ciudadanía a los niños nacidos de residentes legales permanentes. Pero los conservadores dicen que el derecho no debería aplicarse a todo el mundo, como los inmigrantes indocumentados o aquellos con estatus legal temporal.

Funcionarios del gobierno dicen que es poco probable que se tome una decisión sobre el tema antes de las elecciones del 6 de noviembre.

Leave a Comment