El presidente Donald Trump recorta más de 2 millones de acres a dos parques protegidos en Utah

El presidente, Donald Trump, ordenó esta semana reducir en un total de 2,28 millones de acres el territorio de dos extensas áreas naturales en el estado de Utah.

El presidente Donald Trump, firmó esta semana en Utah la mayor reducción de terrenos federales en la historia del país. La norma afectará a dos reservas de este Estado, habilitando alrededor de dos millones de hectáreas que pertenecían al Gobierno para el desarrollo de actividades privadas. Trump continúa, con esta medida, la desmantelación de las protecciones a este tipo de terrenos aprobadas por sus predecesores.

“He venido a Utah a adoptar una acción histórica: para revertir la extralimitación federal y restaurar los derechos de esta tierra a sus ciudadanos”, dijo el Presidente Trump en un discurso en el Capitolio estatal de Utah, en la ciudad de Salt Lake City.

“Algunos creen que los recursos naturales de Utah deberían estar controlados por unos pocos burócratas lejanos, situados en Washington. Y, ¿saben qué? Están equivocados”, añadió el presidente en su discurso donde anunció que el 85% de la Reserva Nacional Bears Ears y la mitad de Grand Staircase-Escalante dejarían de ser propiedad federal. “Juntos, alcanzaremos un nuevo futuro de maravillas y riqueza”, aseguró Trump.

La orden presidencial recorta 1,28 millones de acres al monumento Bears Ears, creado el año pasado por Obama y que tenía un tamaño inicial de 1,5 millones de acres, con lo que se quedará en 220.000 acres. También reduce el monumento Grand Staircase-Escalante, creado por Clinton en 1996 y que pasará de tener 2 millones de acres protegidos a 1 millón.

En abril pasado, el Presidente Trump ordenó revisar la designación de decenas de monumentos nacionales en los últimos 20 años, para acabar con el “clamoroso abuso” de poder del Gobierno federal en la designación de esas áreas naturales.

Los monumentos nacionales son áreas terrestres o marinas protegidas que, a diferencia de los parques nacionales, pueden crearse sin el visto bueno del Congreso, con la simple orden del presidente, de acuerdo con una ley de 1906.

Trump considera que sus predecesores han usado esa ley de 1906 para poner millones de kilómetros cuadrados de tierra y agua bajo control federal y que eso ha arrebatado a los habitantes de esos estados la capacidad de decidir la mejor forma de utilizarlas

Sin embargo, grupos de protección del medioambiente y miembros de cinco tribus de indios americanos que residen en las zonas naturales, entre ellos los navajos, a quienes el presidente honró en la Casa Blanca la semana pasada, han afirmado que presentarán demandas contra la norma.

Horas después de que el Presidente Donald Trump emitiese la proclamación reduciendo el tamaño del monumento nacional Grand Staircase-Escalante de Utah, organizaciones de conservación ambiental presentaron una demanda señalando que la orden es abuso de poder.

El monumento Grand Staircase-Escalante alberga fósiles de dinosaurios únicos en el mundo. Desde su designación como monumento se han descubierto 21 nuevas especies de dinosaurios, llevando a algunos a llamar estas tierras ‘zona de maravillas geológicas’. Grand Staircase alberga una de las colecciones de fósiles del Cretácico superior más grandes del mundo, ofreciendo tanto a científicos como al público en general una ventana sin precedentes a los grandes saurios que vivieron hace 10 millones de años.

 

 

 

 

Leave a Comment