El presidente Trump anunció un proyecto de ley para reemplazar el programa migratorio DACA y reforzar la frontera con México

El presidente, Donald Trump, instó esta semana a legisladores de ambos partidos a hallar una solución bipartidista que proteja de la deportación a miles de inmigrantes jóvenes protegidos por DACA, pero reiteró su exigencia de que cualquier acuerdo incluya financiación para un muro fronterizo con México.

En un encuentro en la Casa Blanca con legisladores Republicanos y Demócratas, Trump dijo que firmará cualquier ley que ofrezca protección a los jóvenes inmigrantes conocidos como “Dreamers”, siempre y cuando obtenga las protecciones en seguridad fronteriza que busca.

El presidente Trump aseguró además que el Congreso recibirá en los próximos días un proyecto de ley para reemplazar el programa DACA y reforzar la frontera con México y dijo que una vez que se solucione ese tema podría aprobarse una reforma migratoria más amplia.

“Si no tienen el muro no tienen seguridad”, comentó Trump a los legisladores. “Chicos, van a tener que encontrar una solución y, si lo hacen, yo firmaré esa solución”, agregó.

El presidente Trump remarcó que firmaría un proyecto beneficioso para los Dreamers pero que también debe incluir medidas para fortalecer la frontera con México, acabar con la migración en cadena que permite a los residentes permanentes traer al país a sus familiares y poner fin a la llamada lotería de visas.

El senador Republicano, Lindsey Graham, que estaba presente en la reunión, recordó que él lleva años trabajando en temas migratorios y que apoya un camino a la ciudadanía para los indocumentados en el país y retó a Trump a ir más allá de la solución para los Dreamers e impulsar una reforma migratoria integral. “Usted ha creado una oportunidad aquí, señor presidente, y tiene que rematar las cosas”, indicó Graham.

El presidente Trump respondió que, “si quieren ir un paso más allá, asumo la carga. Ustedes no están tan lejos de una reforma migratoria integral”.

Por tanto, el presidente respaldó la posibilidad de impulsar una reforma migratoria más amplia una vez que se solucione el tema de DACA y la seguridad fronteriza. “La integral será la fase dos. Aprobaremos esto y después nos metemos con la integral al día siguiente”, afirmó Trump.

No está claro si Trump apoyaría una vía a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados que se calcula viven en Estados Unidos. En febrero de 2017, el presidente dijo que solo apoyaría la legalización y no la ciudadanía de aquellos inmigrantes que no hubieran cometido delitos graves o violentos.

El mandatario y los Republicanos no han sido capaces de alcanzar un acuerdo con los Demócratas para resolver el estatus de unos 700,000 inmigrantes cuya protección de una potencial deportación según la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) acaba a principios de marzo.

Presionados por grupos de inmigrantes antes de las elecciones congresionales de medio término de noviembre, los Demócratas son reacios a ceder terreno ante Trump en el asunto del muro, una de las principales promesas del mandatario durante la campaña electoral de 2016.

 

Leave a Comment