Home Locales El rescate de varios niños abandonados en las calles de Cícero despierta un acto de compasión
El rescate de varios niños abandonados en las calles de Cícero despierta un acto de compasión
0

El rescate de varios niños abandonados en las calles de Cícero despierta un acto de compasión

0
0

El caso despertó la piedad y la nobleza de los oficiales encargados de intervenir, motivando un reconocimiento público oficial.

Usualmente la policía investiga fríos casos criminales, lucha contra la violencia de las pandillas y emite infracciones de tránsito. Es un trabajo duro que necesita una personalidad fuerte y un temple de acero. Pero ocasionalmente, los patrulleros se encuentran con casos que envuelven la inocencia de un niño indefenso y que despiertan la compasión del ser humano detrás del uniforme.

Iniciaba el mes de junio cuando el Centro de Emergencias 911 de Cícero recibió una inusual llamada anónima. Se trataba de un vecino alarmado, reportando que un grupo de pequeñitos deambulaba sin supervisión por las calles de su barrio. No era la primera vez. Parecía que los niños habían quedado solos y estaban desamparados.

Los oficiales de policía fueron despachados a la cuadra 5100, West 26th Place. Los agentes encontraron a orillas de la calle a tres niños de 2, 4 y 6 años de edad, aparentemente hermanitos dejados a su suerte en un apartamento cercano, sucio y maloliente. Se determinó que los pequeños descalzos, sucios, desnutridos y hambrientos no habían probado alimento en días. Las condiciones eran tan deplorables, inaceptables y peligrosas que todos debían recibir atención médica inmediata en un hospital del área.

Buscando respuestas y responsables los agentes descubrieron posteriormente en otra casa de Cícero a un cuarto hermanito, el mayor, un niño de solo 10 años de edad al que alguien de su familia habría dejado encargado de cuidarlos.

Esa misma tarde, conmovidos por el insólito caso, los oficiales decidieron que solamente había una forma de mantener a los pequeños entretenidos y seguros mientras ubicaban a sus familiares: darles comida y juguetitos. Así que, se unieron al personal del Hospital McNeal para comprar entre todos, con su propio dinero, alimentos, ropa, calzado e incluso suficientes juguetes para cada uno de los hermanos.

El caso no pasó desapercibido por la Administración del Presidente Larry Dominick y su junta de síndicos, quienes orgullosos del desempeño de sus agentes decidieron emitir un reconocimiento público en su más reciente reunión bimensual, premiando la nobleza de los uniformados. También felicitaron efusivamente al personal del Hospital McNeal.

Entre otras cosas, la resolución presentada a nombre del municipio por la Secretaria María Punzo-Arias y el Síndico Dennis Raleigh, agradece a las empleadas del Centro 911 Michelle Loconte y Jessica Izaguirre; a los Sargentos Mike Skrabacz y Hope Rowe; a los agentes Luis Duarte, Hope Rowe Jr., William Madden y al oficial Grimaldi de CSO (Servicios a la Comunidad). Las despachadoras Loconte e Izaguirre aceptaron el reconocimiento a nombre de sus compañeros.

Al final se logró identificar y encontrar a una de las abuelas de los pequeños. Esto permitió que los cuatro hermanitos fueran puestos bajo la custodia de la mujer, mientras las causas del abandono siguen siendo investigadas por las autoridades correspondientes.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *