Home Editoriales El sol sale para todos…
0

El sol sale para todos…

0
0
Tab Machado
Tab Machado

En la vida, por diferentes motivos, razones o circunstancias no todos pueden llegar a ser lo que se propusieron desde niños. Las circunstancias adversas, necesidades extremas, la falta de recursos o la propia inercia personal pueden haber sido los detonantes principales que influyeron en la construcción de un camino diferente al imaginado. A menudo esta circunstancia vuelve a las personas temerosas y faltas de confianza, creen que como no lograron alcanzar sus

primeros sueños ya nada de lo que intenten va a dar un resultado óptimo…aceptan inconscientemente que el factor: causa- consecuencia siempre va a ser el mismo y que el fracaso es inevitable… De esta manera vamos por la vida, pensando que nuestras grietas y limitaciones circunstanciales nos impiden realizarnos como seres humanos, olvidando que el gran reto es en realidad descubrir nuestros talentos para potenciarlos y, bien afincados sobre ellos, realizarnos en la vida plenamente.

Cuenta una historia que un cargador de agua en la India tenía dos grandes vasijas que llevaba encima de sus hombros colgadas a los extremos de un palo. Una de las vasijas era perfecta y entregaba el agua completa al final del largo camino desde el arroyo hasta la casa del patrón. La otra vasija tenía una grieta por donde se iba derramando el agua a lo largo del camino. Cuando llegaban, sólo podía entregar la mitad de su caudal.

Durante dos años se repitió día a día esta situación. La vasija perfecta se sentía orgullosa de sí misma, mientras que la vasija agrietada vivía avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable por no poder cumplir a cabalidad la misión para la que había sido creada.

Un día, decidió exponerle su dolor y su vergüenza al aguador y le dijo: “Estoy muy avergonzada de mí misma y quiero pedirte disculpas”.  “¿Por qué?”, le preguntó el aguador.
“Tú sabes bien por qué”, dijo la vasija. “Debido a mis grietas, sólo puedes entregar la mitad del agua y por ello sólo recibes la mitad del dinero que deberías recibir”.

El aguador sonrió mansamente y le dijo a la vasija agrietada: “Cuando mañana vayamos una vez más a la casa del patrón, quiero que observes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.

Así lo hizo y, en efecto, vio que las orillas del camino estaban adornadas de bellísimas flores. Esta visión, sin embargo, no le borró la congoja que le crecía en su alma de vasija por no poder realizar su misión a plenitud.

Al volver a la casa, le dijo el aguador: “¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre supe de tus grietas y quise aprovecharlas. Sembré flores por donde tú ibas a pasar y todos los días, sin tener que esforzarme para ello, tú las has ido regando. Si tú no fueras como eres, las personas que pasan por el camino no habría podido disfrutar de su belleza”…

Todos los seres humanos son valiosos más allá de sus grietas o sus debilidades, recuerda que el gran reto es, en realidad, descubrir nuestros talentos para potenciarlos y realizarnos en la vida plenamente… Como dijo el gran Leonardo Da Vinci “si una persona es perseverante, aunque sea dura de entendimiento se volverá inteligente y aunque sea débil se volverá fuerte”, de nosotros depende…

tags:

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *