0

El túnel

0
0

El túnel
El túnel

¿Quién no ha escuchado alguna vez historias extrañas que dicen haber ocurrido en nuestros propios pueblos? Las leyendas urbanas son fábulas populares que corren de boca en boca como si fueran ciertas…

Cerca de las célebres cataratas del Niágara, se encuentra un pequeño túnel al que la población local llama “screaming túnel” o túnel de los gritos. ¿La razón? Aunque parezca increíble, si dentro del túnel se enciende una cerilla se podrá percibir una presencia y se acuchará un grito desgarrador.

Este peculiar lugar se encuentra en Warner Road y es el paso peatonal bajo la línea de tren que enlaza Toronto y

Nueva York muy cerca de las famosas cataratas del Niágara y según la leyenda local, si uno enciende una cerilla en medio del túnel, se escucha de pronto un grito aterrador y estridente y casi inmediatamente de la nada, una brisa, como si alguien soplara para intentar apagar el fuego, aparece de repente.

El origen de tan peculiar leyenda afirmada por los residentes del área tiene su origen más de un siglo atrás, cuando una granja colindante al túnel se incendió y una niña envuelta en llamas corrió tratando de apagar las llamas, pero cayó muerta justo en medio del túnel.

Esta es la leyenda original, pero existen dos variantes, la primera, que la niña fue quemada por su propio padre cuando se enteró que su mujer pretendía quitarle la custodia legal de esta. Y la segunda, es que esa misma niña fue violada en el interior del túnel y luego quemaron su cuerpo para evitar dejar rastro.

Sea como fuere el origen de estas leyendas, la verdad es que con el paso de las generaciones se ha ido desvirtuando, aunque lo que parece cierto es que alguien murió quemado en el interior de tan tenebroso túnel.

El túnel en si es espeluznante e incluso en un día claro y de buen tiempo, es frecuente encontrar niebla y frías corrientes de aire en su oscuro interior.

La gente que entra, incluso la más escéptica en temas paranormales, afirma que en su interior hay algo negativo que puede sentirse y eso junto con los casos de personas que dicen haber escuchado ese grito al hacer la prueba de encender un fósforo en su interior, hace que sea uno de los lugares más visitados aprovechando la visita a las cataratas.

El túnel se utilizó como escenario natural de la película de 1983, “La zona muerta”, basada en un relato de Stephen King, con Christopher Walken y sigue atrayendo a visitantes, muchos de los caules acaban dando testimonio de la veracidad de la leyenda.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *